Cabos Sueltos

2018 Rebelión cívica en las urnas (parte 2)

En la entrega anterior deje una pregunta abierta ¿Qué tan sólido o efímero fue ese apoyo popular al nuevo gobierno, se concentra en algunos sectores sociales y regiones del país, está representada la pluralidad del México actual, cuánto y de qué forma contribuyó Aguascalientes a ese cambio?

El apoyo popular al cambio de régimen fue inobjetable, al grado que en el medio intelectual se discute si ese enorme poder entregado por los ciudadanos al nuevo gobierno pudiera atentar contra la misma sociedad y la propia democracia.

56 millones votaron el primero de julio, más de la mitad respaldaron a la coalición JUNTOS HAREMOS HISTORIA conformada por: ex perredistas, ex priistas, ex panistas, liberal cristianos, ciudadanos sin militancia partidaria, intelectuales y militantes de izquierda, sociedad civil, redes sociales de jóvenes, nacionalistas y un largo etcétera si incluimos a los ciudadanos anónimos simpatizantes del PRI y del PAN que habiendo votado por sus candidatos a diputados, le dieron su respaldo a AMLO. Y eso se expresó con mucha claridad a lo largo y ancho del país.

 

Los matices regionales del apoyo ciudadano al cambio de régimen

Aunque poco ortodoxa, esa regionalización del país, la hago solo con fines de comparación, para dar cuenta de esa pluralidad:

  • Todo el Norte fue claro en el respaldo a AMLO, con niveles de apoyo superiores al 47%, pero también claro en la diferenciación del voto para diputados.
  • Todo el Centro Sur apoyo abrumadoramente a AMLO y los candidatos a diputados de su coalición, con niveles superiores al 57% y al 47% respectivamente.
  • Solo el Bajío (Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro) y el Centro Norte (Durango, Zacatecas, San Luis Potosí) en conjunto, dejaron ver un apoyo moderado 38.5% de la votación para Presidente y 30.6% para diputados.
  • Poco más de 28 millones votaron por candidatos del PAN y del PRI, sus diputados electos formarán la nueva oposición que podrá asumirse como garante del sano ejercicio de la democracia, contribuir al bien común y, por qué no, por el bien de todos, al éxito del nuevo gobierno.

Este ejercicio electoral 2018 mostró las bondades de la democracia bien entendida: en paz, se expresaron el voto incondicional por el nuevo régimen y se le obsequió un voto condicional y se formó una nueva oposición que serán las voces críticas del nuevo gobierno.

¿Qué tanto y en qué forma participó Aguascalientes de este cambio?

En su historia democrática moderna, Aguascalientes se distingue por su ciudadanía conservadora; rasgo que se confirma desde 1995 con el primer relevo PAN-PRI en la Presidencia Municipal de Aguascalientes, instaurando un bipartidismo de derecha que subsiste hasta nuestros días.

Junto con otros estados como Jalisco, Guanajuato, San Luís Potosí y Querétaro, forman una región predominantemente conservadora que también en el terreno político, se expresan naturalmente bipartidistas.

Las elecciones de 2018 en esta región, y particularmente en Aguascalientes, muestran la profundidad del descontento pero al mismo tiempo un saludable despertar cívico del ciudadano conservador que se abre, por primera vez, a la pluralidad democrática y a los vientos del cambio que en el resto del país los demás claman, reclaman y proclaman.

En la siguiente tabla se muestran los matices del voto ciudadano en Aguascalientes.

 

  • Los ciudadanos del Distrito TRES de Aguascalientes, unos de los pocos a nivel nacional que dieron su voto mayoritario a otro candidato, en este caso Ricardo Anaya que superó por 3.1 puntos porcentuales a AMLO.
  • Poco más de 70 mil votos de castigo al PAN y al PRI en Aguascalientes, no se los llevo solo AMLO, más de 30 mil fueron para Jaime Rodríguez “El Bronco”, la mayoría, de la ciudad de Aguascalientes.
  • Si bien el PRI, que aquí no fue en Coalición con sus aliados, siguió siendo el gran perdedor, en el Distrito UNO de Jesús María, logró un bajo porcentaje de pérdida de votos para Presidente.
  • De la misma manera, MORENA logra en el Distrito DOS una votación PAREJA alta,  asegurando, en tierra panista, una diputación federal.

Algunos cambios logrados gracias al “despertar cívico” en Aguascalientes son:

  • La conformación, por primera vez, de una fracción parlamentaria (MORENA y aliados) con 8 diputados: 4 de mayoría y 4 de representación proporcional.
  • Gracias a las coaliciones y el voto diferenciado se obtuvieron 12 diputaciones de partidos distintos al PRI y al PAN.
  • Por primera vez en la historia, la fracción parlamentaria PRIISTA es de 3 diputados, todos de Representación Proporcional pues no logró ninguno de mayoría.

¿Qué sigue?

Que quienes fueron favorecidos por el voto ciudadano y han sido electos representantes populares y nuevos gobernantes, estén a la altura de sus electores y que los ciudadanos avancen y ocupen un lugar más protagónico en el nuevo gobierno. Ahí nos seguiremos viendo.

Textos relacionados

Rebelión cívica en las urnas (Parte 1)

 

Antonio Alvarado Cedillo

Antonio Alvarado Cedillo ISSSTE Pensionado por 30 años de servicio en INEGI Activista político y social, ahora de tiempo completo, después de 10 años trabajados como obrero y 30 de burócrata. Nacido en la Ciudad de México, con el gusto de viajar por los rincones de México.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *