CAMPECHE

Pinta tu mundo de naranja

La ONU define la violencia contra la mujer, como todo acto violento que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, esto incluyen las amenazas, la coacción o la privación de la libertad Click To Tweet

Las Hermanas Mirabal

 

Violencia contra las mujeres

 

En el año de 1960, tres mujeres activistas a favor de los derechos de la mujeres, las hermanas Mirabal, fueron brutalmente asesinadas en la República Dominicana por orden del gobernante Rafael Trujillo. Ante ello, la Organización de las Naciones Unidas, eligió desde el año de 1981 que cada 25 de noviembre, se honre la memoria de estas mujeres y se realicen acciones para combatir la violencia de género, a través de la eliminación de toda forma de violencia hacia la mujer; aunque estas acciones se implementaron desde el año de 1979 cuando la Asamblea General de  la ONU adoptó la Convención, la situación de violencia a este grupo en situación de vulnerabilidad no ha disminuido y hoy día aún es una problemática a nivel mundial.

La ONU define la violencia contra la mujer, como todo acto de violento que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, esto incluyen las amenazas, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se produce en la vida pública como en la vida privada.  De manera más específica se manifiesta con actos violentos, maltrato psicológico, violación conyugal, acoso sexual, actos sexuales forzados, insinuaciones sexuales no deseadas, abuso sexual infantil, matrimonio forzado, acecho, acoso callejero o cibernético, trata de personas, esclavitud, explotación sexual, mutilación genital y el matrimonio infantil.  

Los datos registrados sobre la violencia que se ejerce en contra de las mujeres son verdaderamente alarmantes, de casi 750 millones de niñas y mujeres han sido casadas antes de cumplir 18 años, y al menos 200 millones de ellas han sido sometidas a la mutilación genital femenina; una de cada tres mujeres en el mundo, ha sufrido violencia física o sexual por parte de su compañero sentimental; solo el 52% de las mujeres casadas o que tienen una relación en pareja, se les permite decidir libremente sobre las relaciones sexuales y el uso de anticonceptivos y de su salud sexual; el 71% de la víctimas de trata son niñas y mujeres y 3 de cada uno de ellas son utilizadas con fines de explotación sexual y una de cada dos casos de mujeres asesinadas, el autor fue su compañero sentimental o un miembro de su familia, cabe apuntar que comparativamente para el caso de los hombres, estas circunstancias únicamente se dieron en uno de cada 20 hombres asesinados.

Pero estimado lector, después de conocer estas cifras ¿se ha puesto usted a pensar, si en algunas ocasiones sus actos u omisiones han provocado de forma consciente o inconsciente un acto de violencia hacia alguna mujer?, y hago la aclaración que no importa de qué género sea usted, es decir, me refiero a que la violencia desde mi particular punto de vista, viene en muchos casos en la misma proporción de una mujer o de hombre.

En mi opinión, nuestros actos o nuestras omisiones, en muchas circunstancias se encuentran en el límite máximo antes de convertirse en un acto violento, el contexto o las coyunturas nos llevan a actuar o ha permanecer indiferentes y en algunos casos eso puede ser un acto violento.

Sin embargo, también muchos otros motivos o pretexto, nos llevan a resarcir los daños que otros causa, ya sea de manera consciente o bien de forma deliberada, como sea el caso, tengamos siempre presente que el respeto hacia todas las personas y de manera particular hacia las niñas, las mujeres jóvenes y maduras y las ancianas, no sólo merecen nuestro respeto, sino merecen sobretodo ser tratadas con la dignidad que su condición de persona merece.

Como dato final, la campaña “Pinta tu mundo de naranja” fue lanzada para portar cada día 25 de cada mes, algún lazo o prenda de vestir de ese color, para recordarnos la importancia de evitar y eliminar la violencia que se ejerce en las mujeres.  

 

 

Laura María Alcocer B.

Maestra en Derechos Humanos. Integrante de CEDH de Campeche

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *