La subordinación consumada

La Kakistocracia Falaz, sus neo-coloniazados y los motivos del éxodo

DOS Y DOS SON CINCO George Orwell

Oficial: EU es el mayor Estado terrorista del mundo y se enorgullece de serlo. Noam Chomsky

Si a alguien debemos agradecer más de medio siglo de sangría, es al generoso Tío Sam en el norte. José Antonio Gutiérrez

Israel ejecuta demoliciones ilegales, obliga a desplazamientos forzosos, deja a miles de personas sin hogar, se desentiende de los problemas de los palestinos que han sido forzados a huir, y se niega a pagar ningún tipo de reparaciones por la destrucción causada, además de ordenar a sus francotiradores que disparen a matar, como se vio en abril y mayo de 2018 en las semanas de protestas que siguieron a la Gran Marcha de Retorno palestina. Esa actuación define a un Estado terrorista. Higinio Polo

Comprendo los motivos del silencio del poder tras su asesinato, la complicidad de personajes abyectos que lo patrocinaron, reciben migajas, viven en la mentira y se regocijan con su muerte. Es su odio, su indignidad y, sobre todo, su pertenencia a una clase social capaz de dar golpes de Estado, torturar y ejercer terrorismo de Estado. Traidores a su pueblo, viven en el estiércol. Marcos Roitman Rosenmann

USA MENTIRA Campante: Enajenados en el autoengaño colectivo y por conveniencia, a los jerarcas imperiales les resulta punto menos que imposible entender al mundo tal cual es y no tal cual su distorsión ideológica lo pretende, en una transposición de planos y contextos tergiversados, reproducidos como la versión oficial por los mass media especialmente en las telepantallas que gran impacto tienen en la mentalidad forjada de las masas cautivas; con cuya difusión ubicua y repetitiva logran convertir en el paradigma imperante a la versión oficial-mercantilizada aceptada como lo cierto, la representación inducida y admitida y así proliferante y compartida en el contagio de los consumidores pasivos inmersos en la telesfera (consumismo no sólo de mercancías sino también de noticias), propiciando la conformación de los sujetos perceptores de lo que se les endilga, envueltos en su influencia falsimediática.

Por igual determinados por la oferta inducida mercadotécnicamente con artilugios publicistas que llegan al inconsciente colectivo, generando una demanda teledirigida, proponiendo modas, tendencias y conductas arraigadas al consumo; consumismo excesivo, estimulando las ventas e idiotizando alienados en la fetichización de las mercancías y la cosificación de las relaciones humanas, base de la sub-cultura de la dominación capitalista. Ofertismo que propicia la demanda y la sojuzgación mental-conductual a la manera que patenta la hybris usamericana con su condicionamiento imperativo: vivir para consumir, admitir que en el mercado ubicuo los elegidos destacan y prevalecen por sobre los ‘ineptos’; la american way of life reproduciéndose del centro a las periferias, agravando los excesos del super-mercantilismo exaltado.

Patrón de mentalidades y conductas imperantes ante el cual la REALIDAD resulta adulterada, tergiversada, mediatizada, manipulada, falsificada a conveniencia del hegemón imperialista.

Una Gran Mentira campea en el mundo comenzando por afectar a los mismos sujetos del foco difusor de donde proviene, referente desquiciado: ‘Los Estados Unidos de América lideran al mundo promoviendo el libre mercado por todo el orbe, salvaguardando la libertad de los pueblos de la agresión y la coerción’, sofistería patentada por la propaganda oficial usamericana. Últimamente haciendo más por el ‘mundo libre’ al combatir al narcotráfico -que casualmente florece en las zonas por ellos ‘liberadas’ dada la imperiosa necesidad que tienen de satisfacer el ingente mercado de drogadictos habidos en los EU- y librando una ‘guerra contra el terror’ -que causalmente se ha acrecentado después de los auto atentados del 11-S y que se libra en territorios generalmente repletos de hidrocarburos y/o de enemigos de Israel-, y más recientemente contraponiéndose a Rusia y a China, ‘cuyo proceder viola los principios y reglas de las relaciones internacionales’; sí, sobre todo después de que Rusia se reconvierte en una potencia nuclear que compite al tú por tú en armamento con los defectuosos y derrochadores del Pentágono y China se convierte en la fábrica y en el mercado interno más grande del mundo además de ser el líder financiero internacional, todo ello en período de expansión.

A lo que hay que aunar el que: “El Pentágono presenta una imagen totalmente invertida de la realidad histórica”, sentencia que contiene mucha historia tergiversada desde la óptica usamericana. Y no se trata, tan sólo, de abundar en que Rusia y China hayan sufrido un mayor número de muertos en la Segunda Guerra Mundial que las potencias occidentales o el Japón, se trata de que la verdadera aberración contenida detrás de esta fracción de la Gran Mentira radica en que son los imperialistas usamericanos quienes vienen causando millones de víctimas con sus ‘guerras regionales’ o de ‘baja intensidad’, en un número calculado entre los 20 y los 30 millones de seres humanos. Y si se toma en cuenta a los heridos y torturados, nos dicen,[1] la cantidad habrá de multiplicarse por 10, para ser cientos de millones, inclúyanse las hambrunas, epidemias, migraciones forzadas, esclavitud y explotación capitalista, daños al medioambiente, sustracción de recursos, gastos obligados de defensa, una verdadera catástrofe mundial.

Interviniendo los ejércitos usamericanos en más de 30 países de Asia, África, Europa y Latinoamérica. Tan sólo la agresión emprendida originalmente contra Vietnam y extendida a Camboya y Laos se estima causó la muerte de unos “7.8 millones, además de una enorme cantidad de heridos y daños genéticos a varias generaciones debido a la dioxina que Estados Unidos regaba con aviones en esos países”. Las intervenciones de la CIA y demás aparatos intromisores yanquis son innumerables cual inimaginables los daños causados en múltiples países. De manera tal que podemos concluir afirmando que sí. “Ese es el ‘orden internacional libre y abierto que -independientemente de quién esté en la Casa Blanca- Estados Unidos impone para ‘salvaguardar a los pueblos de la agresión y la coerción’ [sich]”.[2]

El mayor gasto militar que duplica el de sus principales adversarios; un número cercano a las 800 bases militares en el extranjero, que incluyendo las nenúfares se acercaría a las 900; participación en más de 80 guerras desde la Posguerra, contando con soldiers de misión especial en 149 países; innumerables intervenciones de la CIA, cuyo ejercicio cotidiano consiste en espiar y realizar acciones de intervención ilegal que violan el derecho internacional, las que en sus peores modalidades implican la tortura y el asesinato a la más alta escuela, todo ello garantiza al imperialismo yanqui, único caso de un Imperio que se desconoce a sí mismo debido a que su síndrome de inconsciencia voluntaria anula sus actos delictivos, una especie de Mr. Hyde con autohipnosis que le produce una amnesia selectiva.

La perfidia imperialista es un hecho consumado ante los ojos del mundo sin que encuentre, no digamos, paro alguno, sino ni siquiera la toma de conciencia por la inteligencia crítica de su afectación. Tras de engañar al mundo entero con los auto atentados del 11-S-01, la barbarie yanqui se ha intensificado sobre el Máshrek y el Magreb con intervenciones CIA-ticas-militares que alteran el mapa regional eliminando a los principales caudillos y gobiernos opositores al imperialismo-sionismo en Irak y en Libia, ahora Siria y Yemen, siguiendo usando la burda excusa de ser estas guerras ‘contra el terror’; sí, del terrorismo que ellos mismos fraguan y propagan con patente de corso y doble juego imperialista, merced al cual ‘justifican’ su secular intervencionismo en favor de extracciones y dominio geo-militar.[3]

Como diría el genocida de Bush II: se dio paso a disponer de “la más maravillosa fuerza de liberación humana que el mundo ha conocido nunca”.[4] Haciendo uso de su acostumbrado oxímoron tergiverso que a la guerra le dice intervención humanitaria, al atraco capitalista libertad, a la destrucción liberalización, en seguimiento de las falsas consignas mediáticas inscritas en su mentalidad pervertida que a la oligarquía la hacen ver como democracia, al capitalismo imperialista como mundo libre…. Así proceden en la tergiversación de la libertad llevando la destrucción a los países árabes no alineados en nombre de la justicia.

Gran Engaño, Gran Mentira, la engañifa de la falsa política justificando guerras que causan estragos en los pueblos atrasados, mientras las acciones de las campañas militares y el presupuesto del Pentágono no hace sino seguirse incrementando desde aquella magna maquinación.

En el contexto del ‘mundo a favor del Imperio’ que los mass media de proyección internacional establecen, las atrocidades cometidas por el Yanqui-sionista se encubren en un ejercicio de complicidad mediática.

Las atrocidades cometidas continúan a la mejor manera usamericana, destrucción inmisericorde mientras el discurso oficial perora por la paz y el desarme a la manera como lo efectuó Barak Obama, haciéndose merecedor del cada vez más desprestigiado Premio Nóbel de la Paz, mientras que en su presidencia se arrojaron casi 100 mil obuses, 41 mil de ellos tan sólo contra Irak, país del cual prometió en campaña retirar su ejército.

Fue la administración de Obama la que violó primero el tratado de no proliferación nuclear, dotando al Departamento de Defensa de cuantiosas partidas destinadas a producir una nueva generación de armamento cargado de explosivos atómicos y radioactivos, contando con la complicidad tácita de la ‘comunidad internacional’. ¡Pero que los rusos no respondan haciendo lo mismo porque entonces son ellos los culpables de la nueva escalada armamentista que termina por afectar al mundo entero!

Fue este mismo Premio Nobel de la Paz, el que, en realidad, como todo presidente de los EUA actuó abriendo las puertas del templo de Marte, quien “planeó y llevó a cabo las primeras fases de la Operación Mosul (iniciada en octubre de 2016) que provocó cientos de miles de víctimas (con al menos 40.000 personas muertas), dejó una ciudad de dos millones de habitantes reducida a escombros como Dresde y empujó al exilio a casi un millón de civiles. Una suerte similar, aunque a menor escala, se llevó a otras ciudades iraquíes de mayoría sunní, incluidas Ramadi, Tikrit y Faluya (la cual ya había sido destruida por las fuerzas estadounidenses en 2004). Fueran cuales fueran los objetivos oficiales y fueran quienes fueran los muchos colaboradores secundarios implicados, se trató sin lugar a dudas de monstruosos crímenes de guerra”.[5]

Erik Prince y Al Clark fundaron Blackwater en 1997 -‘contando con la bendición de la ultraderecha católica’-, en el momento preciso que antecede a la escalada militar que ha de darse tras del 11-S, encontrándolos ya listos y dispuestos para participar en la carnicería, teniendo en Moyock, (2800 hectáreas pantanosas en Carolina del Norte) su bunker sede y campos de entrenamiento para todo tipo de mercenarios y paramilitares, ampliando posteriormente sus instalaciones a California, Illinois y Filipinas.

Las incursiones con drones se fueron al alza en la presidencia de Barack Obama, teniendo otro punto negro el presidente de la blanquitud (en los espejos de la Casa Blanca se contemplaba más blanco que Mike Jackson) en el uso y trato efectuado en el empleo de Blackwater, conversa a Academy, como si cambiándole de nombre pudieran borrar su infamia: la masacre en la Plaza de Nisur, ocurrida en Bagdad (2007), en la que mercenarios de dicha empresa asesinaron a 17 civiles no quedando más remedio al Mayordomo que revocarles el contrato en 2009, pero como servil sirviente del Imperio que no dejó de ser, en el 2010 vuelve a contratar a tal empresa criminal, a 10.000 millones de dólares. No cabe duda que tras del 11-S el negocio de la guerra es tan álgido que hay que privatizarlo.

Trátese de “una prolongación patriótica de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos [Erik Prince dixit]”. Sí, Mr. Metralletas, a las que les viene muy bien la Patriot Act. Mercenarios bien pagados (mejor que los soldados regulares) al servicio del Imperio y gozando de total impunidad, así en Irak. Impunidad e inmunidad para mercenarios que expanden el terror imperialista, lo uno va con lo otro en la sinergia del Gran Negocio que los mercaderes de la muerte están amplificando, puesto que: “La guerra es un negocio y el negocio ha ido muy bien. No sólo son las acciones de Blackwater y los de su clase las que tienen que ser investigadas, reveladas y enjuiciadas: es todo el sistema en su conjunto”.[6]

Así las cosas: “En junio de 2017 también se conoció que el gobierno de Donald Trump intenta que la firma de Prince retorne a sus andanzas en Afganistán. Según informó la cadena Hispan TV, ‘Jared Kushner, asesor y yerno del mandatario estadounidense, y Steve Bannon, uno de sus principales estrategas en la Casa Blanca, están a cargo de supervisar la iniciativa y han presentado a sus candidatos para implementar el plan’ de Trump. Los candidatos de Washington son, no más ni menos, que el propio Prince y Stephen Feinberg, propietario de DynCorp International. Sobre la iniciativa de la Casa Blanca, el diario The New York Times citó fuentes cercanas a los empresarios que aseguraron que Prince y Feinberg han creado un plan más barato [sic] y mejor que el del Ejército (estadounidense)”.[7]

El Maldito Imperio nos ha malacostumbrado a tener una percepción vaga de sus atrocidades cometidas, mirándolas en la impotencia y aceptándolas como si no fuesen crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad generalizados.

La perorata del ‘asesino supremo’ de las fuerzas armadas imperialistas alcanzó su clímax en el treceavo aniversario del 11-S: “‘USA tiene la responsabilidad de ejercer el liderazgo en un mundo incierto’. ‘Y el liderazgo estadounidense es la única constante’. Es ‘América [sic] la única que tiene la capacidad y voluntad de movilizar al mundo contra los terroristas, es América la que ha reunido al mundo contra la agresión rusa…, es América la que puede contener y eliminar la epidemia del ébola’. ‘Que Dios bendiga a nuestros soldados. Que Dios bendiga a los Estados Unidos de América’ [bla, bla, bla].[8]

Todas ellas son grandes mentiras con las cuales el discurso imperialista hace de la Mentira la verdad oficial. Cuando que la inteligencia crítica descubre una y otra vez la engañifa usamericana. En el caso del embate contra Siria, se sabe que éste fue preparado con antelación, la aparición del ‘Ejército Islámico’ fue fraguada por sus servicios intervencionistas.

El supuesto Emirato Islámico no es otra cosa sino un conglomerado de terroristas salafistas aupados por los saudiárabes, un engendro de su wahabismo, terroristas provenientes en algunos casos de Libia, en donde participaron en el derrocamiento de Mohammad Gaddafi, junto a muchos más que penetran en Siria provenientes de Qatar, Kuwait, Jordania, Turquía y la propia Arabia Saudita, gobiernos que les patrocinan sus menesteres coordinados por la CIA.

Quedando detectado que Ibrahim al-Badi, convertido en el ‘califa’ Abu Bark al-Baghadi, se reunió con el entonces senador John MaCain “a quien Obama ha asignado la tarea de realizar operaciones secretas por cuenta del gobierno estadounidense. Después de esa reunión, el Emirato Islámico (entonces identificado como EIL) emprende su ofensiva en Irak, en el preciso momento en que el gobierno del primer ministro al-Malik está distanciándose de Washington para acercarse a China y a Rusia / El verdadero objetivo de la estrategia que ha emprendido Obama es la destrucción de Siria y la reocupación de Irak. Por otro lado, al implicar a sus aliados europeos en un nuevo frente en el Medio Oriento, y al mismo tiempo en el frente oriental contra Rusia. Estados Unidos refuerza su propia influencia sobre la Unión Europea, cuya unidad Washington desea únicamente si se mantiene bajo el liderazgo estadounidense”.[9]

A 2017 la supuesta guerra contra el terrorismo ha afectado a 76 países evidenciando de esa manera sus verdaderos objetivos, la realización de la producción armamentista constituyendo una carga onerosa para el propio erario: “¿Quién podría sorprenderse que esa ‘guerra haya estado devorando los dólares del contribuyente estadounidense a una velocidad que debería dejar pasmada la imaginación de un país cuya infraestructura está cayéndose a pedazos?”.[10] Las armas tienen preferencia por sobre el bienestar urbano, por sobre el nivel de vida de las clases medias (los de más abajo no importan, son un estorbo inconveniente producto de los defectos no concientizados de la american way of life). Desde la Segunda Guerra Mundial la balanza se inclina en favor de la industria bélica, teniendo prioridad porque se ha convertido en el motor de Usamérica, aun y cuando es un motor que ya no alcanza para impulsar a la economía entera.

La proyección de los gastos en la ‘guerra contra el terrorismo’ llegan a la suma de 5,6 billones de dólares; la sumatoria total, proyectada a la mitad de este siglo, incluyendo los intereses por préstamos, agregará más de 7,9 billones de dólares a la deuda nacional. El irracionalismo del capitalismo-imperialista en su máxima expresión, un país que destruye naciones enteras e internamente se corroe.

Los 700 mil mdd propuestos por Trump y aprobados por los congresistas no hacen sino arrojar más gasolina a la hoguera. La escalada imperialista se denota asimismo en que 2.000 empleados del Departamento de Seguridad Interior se asientan en 70 países del mundo para asesorar a las policías militares en prevención de ataques terroristas (sic). Confirmándose: la escalada imperialista es un éxito a partir del 11-S.

Si en Siria fracasan en su propósito primario de deponer al presidente Bachar al-Assad gracias al apoyo brindado por los rusos, Hezbolá y la Guardia Revolucionaria Iraní reforzando al ejército sirio, no por ello el daño causado es cosa menor, dejando una Siria en ruinas, y aún maquinan seguir haciendo daño desde bases militares mientras brujulean hacia donde enviar a los terroristas patrocinados por sus servicios secretos…. ¡Hacia fronteras con de Rusia y de China, ni qué dudarlo!

La noticia de último momento dada por el Troglodita de la Casa Blanca exulta más falsigloria: ‘¡hemos vencido a los terroristas en Siria, por lo que podemos retirarnos triunfantes [sich]!’.

De la Guerra en Corea, en donde los yanquis arrojaron 32 mil toneladas de napalm asesinando a tres millones de coreanos equivalentes al 20% de su población, al arrojo de la ‘madre de todas las bombas’ sobre Kandahar (Afganistán), en un alarde de fuerza bruta que procura difundir miedo a costo del gasto exorbitado en armas que disminuye los presupuestos sociales, queda patentada la perfidia imperialista, causa fundamental de la dialéctica negativa que conduce al mundo a la Catástrofe.

Creyéndose sus propios engaños los jerarcas de Washington son incapaces de entender y aceptar los hechos reales producidos por su comportamiento y sus consecuencias derivadas de su praxis imperialista.

Hechos tan obvios repercutiendo en conflictos y daños sociales por el mundo entero, tal cual resulta en ser la migración de centroamericanos -preferentemente hondureños- a consecuencia del régimen oligárquico que se impuso tras del golpe de Estado perpetrado en junio del 2009 en contra del gobierno liberal moderado del presidente Manuel Zelaya. Aplicándose de entonces acá una política francamente antinacionalista en favor de unas cuantas familias terratenientes beneficiadas.

Como en toda intervención imperialista en el Sur, el dispositivo neocolonial realiza su malhadado ejercicio de triangulación: fuerzas intervencionistas yanquis → oligarcas regionales → fuerzas armadas filiales => (igual a) a imposición de un régimen neo colonizado agudizando la explotación que repercute en el incremento de la pobreza-miseria, auténtico factor detonante de la emigración masiva, condiciones no ajenas al resto de países miembros de la región, inclúyase a México en primer lugar, el país que mayor número de sureños despacha al Norte, y más en los años trágicos del neoliberalismo.

Y Honduras es todo un caso reciente de cómo los del Imperio tumban un régimen que no les resulta grato para imponer a sus adláteres alineados por la derecha, como debe ser, tales cual: Micheletti-Lobo-Hernández, actuando en favor de ‘10 familias’ terratenientes de arraigo, hacedoras de la oligarquía, mismas que van disminuyendo por la concentración generalizada que se intensifica con cada crisis, con cada golpe, por igual que debido a la penetración del capital matriz transnacional, muy probablemente a través de intermediarios locales que fungen como prestanombres.

Más que a Obama, el apoyo, -sin no es que la dirección del Golpe- se le atribuye a su Secretaria de Estado, misma que después abogó ante la OEA para que el régimen ilegítimo electo bajo manu militari en unos comicios por demás fraudulentos fuese aceptado en su seno, pues para eso está el Ministerio de las Colonias, para agrupar a la liga de naciones alineadas con el Imperio. En lo que, a un año del Golpe, entonces sí, el dócil Mayordomo que habitaba la Casa Blanca perorara al recibir al nuevo embajador de Tegucigalpa esta verborrea insulsa:

Admiro el compromiso del presidente Lobo de promover la reconciliación nacional, la prosperidad y seguridad de todos los hondureños y todo lo que ha hecho hasta el momento demuestra que va encaminado al cumplimiento de esos objetivos. Estados Unidos apoya… la pronta reintegración plena de Honduras a la comunidad internacional y haremos lo que sea necesario… para que esto se logre [bla, bla, bla]”.[11]

Una sarta de mentiras y estupideces que cumplen con el discurso diplomático encubridor, ajeno a la realidad, ignorando del todo la participación funesta de los Estados Unidos y sus mal habidas consecuencias… Helas allí, allá, aquí y ahora consumadas y tocando a las puertas del ‘sueño americano derruido’.

A partir del Golpe los gobiernos ilegítimos no han hecho otra cosa sino reprimir y concentrar la riqueza en la plutocracia local y las trasnacionales que se apoderan de las mejores tierras y recursos. Mientras que el número de violaciones a los derechos humanos documentadas es grande, a las cuales los ciegos voluntarios de Andrés Arias y Luis Almagro hacen caso omiso para concentrarse en Venezuela. Tratándose de despojos, persecuciones y asesinatos perpetrados tanto por el régimen de Lobo (del pueblo de Honduras) como por el de Juan Hernández, reelecto de manera fraudulenta sin que los de Washington y sus lacayos en la ONU o en la OEA hagan algo efectivo para destituirlo, permitiéndole proseguir aplicando una política francamente pro concentración privada que afecta a la población, incluyéndose feminicidios e infanticidios como los cometidos apagando las vidas de adolescentes.

Soad Nicloe Ham Bustillo, es el nombre de una valiente adolescente que al ser entrevistada en una de tantas manifestaciones anti mal-gobierno cometió el delito de decir la verdad en un país, como otros tantos, dominado por la mentira, lo que le valió ser secuestrada por algún escuadrón de la muerte y esa misma noche aparecer sin vida dentro de un costal. Así se las gastan los represivos del Estado en un Estado bananizado.

Más conocido resulta en ser el caso del asesinato de Berta Cáceres, respetada defensora de derechos humanos y ambientales, opuesta a proyectos anti-ecológicos, como el de la Represa de Agua Zarca financiado por el FMI y el BM junto a empresarios chinos. Participante fundadora del Frente Nacional Contra el Golpe Militar, plataforma desde la cual culpó al gobierno espurio de asesinar a campesinos y dirigentes sindicales.

Ahondando en la participación de los asesinos materiales se revela que el Ejército hondureño, para ser más preciso, un escuadrón especializado en esos menesteres entrenado en los EU -de manera similar a como hoy se sabe de policías militarizados chilenos entrenados en Colombia para reprimir mapuches- tenía a Berta Cáceres apuntada en su lista negra. Asesinatos que ocurren ante la inoperancia de un sistema judicial nulificado desde el propio gobierno reaccionario.

La brutalidad e impunidad con la que suelen actuar los Aparatos Represivos del Estado se explica por contar con la complacencia y el encubrimiento de gobiernos ilegítimos, simuladores de la democracia, en realidad pro oligárquicos serviles de transnacionales, lo que basta y sobra para que el gringo los apoye, otorgándoles tácitamente una licencia para matar complementada con una justicia lerda.

Dándose una participación flagrante del ejército yanqui, ejercitando al lado del colombiano y del hondureño maniobras militares en territorio catracho; marines y similares presentes en la base de Palmerola inmiscuyéndose en ‘fiscalizar’ -intervenir- oficinas: “…. Vivimos un terrorismo de Estado; han asesinado a compañeros del COPINH, tenemos compañeros presos, nos han decomisado documentos, nos han golpeado, desalojado y reprimido…. Estamos en plena lucha en el río Gualcarque en la sierra de Puca Opalaca, donde los magnates golpistas Fredy Nazar y Miguel Facussé quieren adueñarse de esos ríos que son comunidades lencas, los pueblos indígenas tienen títulos comunitarios y los oligarcas quieren privatizar las tierras y aguas. Nosotros no hemos dejado la lucha; es difícil porque enfrentamos a madereros que viven en la impunidad; hemos expulsado a 30 industrias explotadoras de madera, hemos detenido proyectos hidro eléctricos transnacionales, además hemos aumentado la participación del pueblo en las radios comunitarias”.[12] Méritos suficientes que le costaron la vida a Berta Cáceres a manos de esos oligarcas que de seguro fueron los autores intelectuales del crimen contando con los operativos del gobierno y la mano de uniformados de algún escuadrón macabro.

Si en los años 60 y 70s el Estado hondureño distribuyó tierras, los gobiernos neoliberales las vienen arrebatando, política pro terratenientes que intentaba paliarse en la administración de Mel Zelaya, punto más que suficiente para ser destituido. Proceso de concentración de la tierra que para el campesinado significa desahucios que los torna desahuciados obligándolos a emigrar.

De los años 90 a la fecha más de un millón de hondureños han tenido que emigrar a los EU, los sin tierra, desempleados y afectados por la violencia crónica que un ‘Estado Fallido’ no puede remediar. Obvio, los ‘coyotes’ están incrementando sus cuentas bancarias al capitalizar esta desgracia regional.

Para que los de un Sur depauperado por el Norte tiendan a emigrar atraídos por el Imán del gran mercado, el que comienza a saturarse y a colapsar, cerrándose en su egolatría, construyendo muros para ver si así the american way of life alcanza para los wasp.

¿Qué viene haciendo el gobierno derivado del golpe de Estado?: de inmediato promueve una nueva legislación apta para la intervención del capital extranjero en agrocombustibles, silvicultura y minería, permitiéndose una explotación brutal pro plusvalía a destajo, incluyendo también presas hidroeléctricas, molinos de papel, minas de oro y centros turísticos.

De las ‘10 familias infames’ que vienen controlando más del 90% de la economía (alderredor de 2050 empresas estratégicas), en los últimos años se han venido reduciendo a cinco, la depurada oligarquía hondureña dueña de los 918 negocios más relevantes.[13]

La apropiación de tierras de indígenas y mestizos se acelera después del 2009, siendo empleadas por los terratenientes preferentemente para plantar y extraer palmeras que dan aceite utilizado como agrocombustible, cuya demanda se ha incrementado en los últimos años debido a la industrialización de una China que va desplazando a los mercados nort-atlánticos.

La catástrofe social derivada del Golpe de Estado se patentiza en el incremento de los índices de pobreza, un 72% de pobres con un 53% de ellos en niveles de pobreza extrema igual a miseria. Y cómo no ha de ser así sí los salarios promedio están por debajo de lo requerido para la obtención de la canasta básica, carentes de vivienda digna y de servicios de salud.

La tasa de interés por préstamo se eleva a un 36%; los capitales se fugan a Miami; han aparecido entidades ‘financieras’ público-privadas que utilizan al Estado para incrementar los beneficios privados: “Se ha llegado al colmo de que hoy se debate la posibilidad de que la institución que cobra los impuestos en Honduras sea privatizada”.

La tasa más alta de asesinatos complementa el malestar. En Honduras se cometen 23 homicidios diarios, 90 muertos por 100 mil habitantes, para ser un porcentaje más elevado que el de Irak, Libia, Siria. San Pedro Sula es la ciudad más violenta del mundo “debido a la dinamización de la industria del narcotráfico. Honduras es un narco-Estado. Lo que ocurre es que esa expresión es engañosa porque pareciera que las fuerzas del narcotráfico están detrás de todo, cuando en verdad se trata de capitales norteamericanos”.[14] Por igual a como acontece en Afganistán con la amapola-opio, en Colombia la presencia del ejército yanqui potencializa el fomento de la producción de cocaína, lo que se está extendiendo hacia Honduras, haciendo de ella una zona de tránsito obligado con la complacencia del ‘Estado fallido’. Algo así como el 90% de la cocaína que va a dar a los EU está transitando por Honduras, que para eso también sirve el dar golpes de Estado al mafufo del Tío Sam.

También la supuesta lucha contra el narcotráfico y la siembra de estupefacientes es motivo de muerte de indígenas con participación de unidades especiales de la DEA. Así ocurrió el 11-05- del 2012 en Ahuas (Moskita) al ser asesinados cuatro nativos incluido un niño por una agrupación policial comandada por miembros del Equipo de Despliegue Extranjero Fast, unidad creada en 2005 para ‘combatir’ la siembra y el tráfico de drogas en Afganistán.[15] Y ya sabemos desde hace más de una década que la heroína fluye por Afganistán desde que los soldiers yanquis la ‘controlan’, de igual manera la cocaína desde una Colombia que tiene siete bases militares gringas.

En Honduras como en otras naciones tercermundistas, la ‘lucha contra el narcotráfico’ es la excusa que se requiere para inducir un Estado militarizado, prácticamente un portaviones en Centroamérica: “Desde hace más de una década, la costa atlántica de Honduras es zona de libre tránsito para las drogas, donde el tráfico, la economía y el control de los carteles han sido disputados apenas tibiamente por la DEA y los militares hondureños. Con el golpe, la base aérea de EUA en Soto Cano, cerca de Tegucigalpa, recibió $25 millones para ser renovada y dos bases navales en el Atlántico fueron expandidas. En 2011 el Pentágono incrementó su gasto en Honduras en 71%, a $55 millones de dólares. Desde entonces cinco bases militares han sido renovadas, expandiendo la presencia militar de EUA en todo el país (el Gral. John F. Kelly, jefe del Comando Sur de EUA hizo una visita a Honduras en enero de 2013). La remilitarización de Honduras se ha acompañado de una próspera industria local de unidades paramilitares, disponibles al mejor postor. Basta imaginar quién tiene interés -y el dinero- para comprarlos”.[16]

Sicariato, fuerzas paramilitares, terciarización ejercida por el Estado: “Todo ello existe aquí. Y es importante ofrecer un nombre y un hombre clave al respecto: Álvaro Uribe Vélez [Fungiendo como Padrino en la penetración de los carteles colombianos asentándose en Honduras]…, Uribe, en medio del golpe de Estado, de Porfirio Lobo y ahora mismo, ha sido el encargado de instalar el sicariato. Justamente la semana que él estuvo aquí ocurrió el primer asesinato en motocicleta, como ya es su modo clásicamente trágico. Y como son principalmente todos los carteles colombianos narcotraficantes que Álvaro Uribe controla los que operan actualmente en Honduras, de igual manera se replican sus medios”.[17] Tratándose de una ‘colombianización’, en Honduras hace acto de presencia la ‘cola endemoniada’ de Uribe Vélez para orquestar el concierto de violencia extrema que provoca descomposición social, lo que va aparejado al tráfico y consumo de drogas, inclúyase el asesinato de líderes sindicales, a como se acostumbra en Colombia.

Y lo que es peor, una nueva modalidad de zonas exclusivas-excluyentes de explotación privada se viene efectuando con la complacencia de la oligarquía cipaya: “las llamadas Ciudades Modelos’; grandes áreas de territorio privatizado gobernadas autónomamente y reforzadas con inversión externa. En lo que muchos han llamado un ‘mini golpe’, la segunda versión de la ley se aprobó después del despido de cuatro jueces que decretaron inconstitucional el primer intento. Las ‘tierras desocupadas’ que buscan las ‘Ciudades modelos’ son los territorios ancestrales de las comunidades Afro-Indígenas de Honduras. Un inversionista canadiense conocido como el Rey del Porno…, ha expulsado a comunidades Garífunas quienes habitaban la inmaculada bahía de Trujillo, para construir un embarcadero para barcos cruceros de turismo”.[18]

La reelección del actual presidente, Juan Hernández, por igual que las anteriores surgidas del Golpe, resultan en ser flagrantes fraudes, para cuyo pago en la última ocasión el Partido Nacional (sic) extrajo ilegalmente 350 millones de dólares de los ahorros de los trabajadores destinados al Instituto Hondureño de Seguridad Social, y aunque Juan Hernández queda exhibido como un presidente ilegítimo, muy ufano actúa como si nada para seguir aplicando la política económica causante de la debacle hondureña. Eso sí, reclamando que los gobiernos de México y de los EU traten muy humanamente a las víctimas del régimen golpista, mientras ellos aplican el neoliberalismo a ultranza versión para países bananizados, abandonando el sector público, presupuestos monetarios a la baja en agricultura, salud y educación, preocupándose sí por reforzar al aparato policiaco militar, al que sí que le conceden mayores remuneraciones.

Honduras queda convertido en un país de maquilas en el que los índices de calidad de vida no hacen sino descender: Desnutrición, el segundo lugar en Centroamérica afectando a 90 mil infantes. De 8.5 millones de habitantes, más de 6 son pobres, pero lo más importante a revelar es que si los índices de pobreza se venían reduciendo durante el mandato de Mel Zelaya desde el 2006, éstos se incrementan de una manera brusca tras del Golpe de Estado: “Mientras que la pobreza bajo el gobierno de Zelaya se redujo 7.7% y la pobreza extrema 20.9%, durante los tres años después de su remoción la pobreza aumentó 13.2% y la pobreza extrema se disparó 26.3%”.[19]

La estrategia imperialista triunfa haciendo valer la concentración capitalista pero un gobierno de cínicos e hipócritas se niega a ver las consecuencias de ello en la pobreza-miseria que obliga a emigrar a miles de hondureños.

Esto es: Honduras está jodido porque la incidencia imperialista en favor de la oligarquía y la explotación de la riqueza extraída de la periferia y concentrada en el Centro tiene preponderancia, lo que en la versión de la otra cara del Imperio se considera un acto de protección del libre mercado, es decir, en favor de mantener el mundo libre con ‘democracias’ que garantizan que se respete la libertad de capitalizar la exacción de los países alineados.

En la otra cara de la moneda aparece Venezuela, el país que osa incomodar al Imperio intentando manejar sus riquezas naturales para beneficiar en primera instancia a su población; y así lo venía haciendo hasta que el Imperio le declaró la guerra. Guerra que ha tenido varios episodios de injerencia comenzando por el golpe de Estado dado a Chávez en abril del 2002 y el sabotaje a PDVSA meses después. Teniendo Venezuela en su fuerza su debilidad al ser un país cuya economía está petrolizada desde las primeras décadas del siglo pasado porque así le convenía al gringo y así lo procuró. Era de esperarse que los siguientes embates desestabilizadores se ocuparan de bajar el precio del petróleo, a como ya había acontecido en ocasiones anteriores para fastidiar algunas economías nacionales desubicadas del ‘Polo Norte’. Puesto que hoy por hoy la afectación de Venezuela tiene prioridad por sobre los otros miembros del ALBA dado que es la nación con mayores reservas probadas de hidrocarburos y en Washington las tienen por ser sus reservas en su patio trasero.

Cierto que Nicolás Maduro dista mucho en tener la inteligencia y la presencia de Chávez, y que sus zonas de concesión mineras distan de tener algo de proyecto socialista, pero el movimiento chavista-bolivariano es por principio de cuentas una lucha social nacional y como tal es asunto de la mayoría de los venezolanos que no quieran volver a los tiempos de la miseria que les endilgan los gobiernos vasallos; siendo cierto, también, que el gobierno de Maduro no ha contado con un minuto de respiro desde que sustituyó a su Comandante, puesto que tras de su muerte inducida -lo cual también era más que previsible porque era prioritaria para acabar con su incipiente obra- la guerra prosigue en su versión de guerra no convencional y asimétrica auspiciada por el Smart Power usamericano, guerra que no por ser tal deja de ser violenta, involucrando las ‘guarimbas’ con grupos de infiltrados y locales adiestrados como paramilitares y contando con medios de alteración del orden sofisticados.

Precios de petróleo a la baja, disminuidos ex profeso para causar la afectación -junto con la de Rusia e Irán-; sanciones económicas directas decretadas desde Washington; bloqueo financiero, devaluación forzada del bolívar, mercado negro de dólares; bloqueo comercial, acaparamiento de alimentos, medicinas y productos domésticos indispensables por la burguesía rentista local y la negación de vendérselos desde el extranjero; sabotaje a las redes de energía eléctrica; contrabando de toda clase de mercancías valiosas realizada por una auténtica jauría de piratas operando desde Colombia, bandidos que de seguro actúan contando con el beneplácito de Bogotá y de la Casa Blanca.

Teniendo particular importancia la guerra mediática llevada a cabo a través de todos los canales de desinformación propios de la telaraña cibernética: “articuladas con campañas de propaganda blanca, gris y negra hegemonizadas por las siete grandes corporaciones de la comunicación que trabajan sobre una misma ideología global (Time Wagner Coporation, General Electric, News Corporation, Sony Pictures, The Walt Disney Company, CBS Corporation y Bertelsmann) mismas que, cartelizadas, controlan más de 70% de los medios de difusión masiva del mundo (televisoras, radios, medios impresos y las web noticiosas privadas) y actúan como policías de la dictadura del pensamiento único neoliberal controlando la superestructura cultural), a lo que se suma la guerra política vía OEA del inefable Luis Almagro y los 12 países del llamado ‘grupo de Lima, con México como mascarón de proa”.[20]

Restaría añadir que tal red de propaganda pro imperialista en su utilización anti chavista encuentra ecos filiales en las televisoras comerciales mexicanas e incluso en la revista Proceso, la que en su edición número 2196 publica un reportaje firmado por Rafael Croda intitulado: “Las dimensiones del colapso”, en el que se da cuenta de las difíciles circunstancias por las que pasa la economía y con ello el pueblo de Venezuela, pero sin decir ni jota de las causas aquí enunciadas. Misma revista que ignora la participación colombiana en la guerra contra sus vecinos y lo que viene pasando con el pueblo colombiano agredido por sus malos gobiernos desde hace décadas; equiparándose de esa manera a los medios acríticos mexicanos, haciéndole el juego al Imperio y a agrupaciones políticas como la del PAN empeñadas en desprestigiar la lucha bolivariana en su condición natural de polkos que son, contraponiéndose con ello a la causa más noble que alumbra a la Patria Grande, la unidad latinoamericana que emancipe a sus pueblos del imperialismo colonialista en el que han estado sumidos durante toda la Era Moderna, misma agrupación política que ya anda pajareando por aquí y por allá en procura de hacer parecer a Andrés Manuel como un ‘dictador semejante a Maduro’.

El ejercicio imperialista aplicado en estos casos es el mismo que vienen ejecutando en contra de Cuba y lo hicieran en contra del Chile de Salvador Allende y la Unidad Popular, en palabras de Richard Nixon a su alfil Richard Helms: ‘Tienes 10 millones de dólares disponibles, y más si es necesario…. Haz chillar la economía…’, con lo cual comenzaron a ‘salvar a Chile del comunismo’, provocando inflación y escases para que el descontento cunda entre la ciudadanía merced a lo cual se facilite el dar un golpe de Estado u obtener una revocación política dando marcha atrás con el intento nacionalista en práctica.

Por consigna, los medios comerciales de desinformación sacan a la luz las dificultades de la población, la evidente caída en su nivel de vida a comparación de cómo con Allende y Chávez se venían elevando hasta la obstrucción, sin dar cuenta de cuáles son las causas del deterioro económico inducido por el control de la producción y el mercadeo internacional que aún ejerce el hegemón atlántico. Así procede el imperialismo usamericano con su dominación holista, logrando afectar a una nación entera mientras aparentan ser evangelizadores inocentes, achacándoles el ser un ‘Estado Fallido’, como si ellos no fuesen quienes están propiciando tal afectación económica, logrando confundir a la ‘opinión pública’ – opinión falsificada. Lo que se complementará con el divide y vencerás a una agrupación (el ALBA) que distó en mucho de correlacionarse en lo efectivo, constituyendo un pequeño bloque semi-independiente de la globalización imperialista en la producción y el intercambio, objetivo difícil de lograr, pero necesario para conseguir mejorar gradualmente las condiciones de vida de las clases trabajadoras. A como le gusta al Imperio, divide y uno a uno serán vencidos.

¿Y no es acaso Colombia el país que viene violando los derechos humanos de manera flagrante y en mayor proporción en América Latina? Mismo país que funciona como el portaviones yanqui en Sudamérica y en el cual el asesinato de sindicalistas, campesinos, aborígenes y afrocolombianos es parte de la estrategia de despojo que impone la oligarquía colombiana, registrándose cifras alarmantes de víctimas de todo tipo, las peores del Continente: más de 3000 sindicalistas asesinados en las últimas dos décadas, más de 4.5 millones de campesinos desplazados de sus tierras con violencia artera, más de 9000 presos políticos en el país de las fosas comunes, los hornos crematorios y los criaderos de caimanes usados por los paramilitares para desaparecer a miles de personas, por igual a ser el país cuyo régimen represor inventó a los ‘falsos positivos’: miles de jóvenes asesinados por el ejército haciéndolos pasar por guerrilleros. [“En tres años el ejército ultimó entre 2 mil y 3 mil jóvenes para hacerlos pasar por rebeldes”. Blanche Petrich. La Jornada 16-06-2010].

A tal grado llega la vileza de los represivos y la mendacidad de los desinformadores en Colombia, qué si en septiembre del 2012 algún escuadrón de la muerte secuestró, torturó y asesinó a un todavía niño de 15 años (Norbey Martínez Bonilla), la noticia del día en la Cadena Caracol peroraba: ‘se trata de un peligroso guerrillero conocido como Yair, muerto en combate’. “Según las mentiras del Ejército y de los medios, el ‘terrorista’ tenía cinco años de edad cuando ingresó a la guerrilla, pues -según ellos- ‘llevaba más de diez años en la guerrilla y hacía parte de la seguridad de un cabecilla [sich]’”.[21]

Alrededor de 300.000 desaparecidos os contemplan desde las sombras, más de seis millones de desplazados sobreviven como pueden donde puedan. Qué dato más contundente para apuntalar la mortaja colombiana, mejor dicho, el genocidio sistémico emprendido por el Estado en contra de sus ciudadanos que el proporcionado como una última noticia: el martes 11 de diciembre cuatro luchadores sociales son asesinados elevándose la cifra a 540 desde que se firmaron los ‘acuerdos de paz’. Algo semejante a lo que pasó hace dos décadas con los miembros de la Unión Patriótica tras deponer las armas. Era previsible.

A Colombia el yanqui no la quiere dejar en paz, ahí en donde el beneficio extractivo perpetrado por las transnacionales atlantistas es continuo y como tal el factor de mayor peso aunado a su condición de portaviones para intervenir en Sudamérica, como ya lo hicieron en Ecuador en marzo del 2008. En Colombia, gracias a la actitud entreguista de sus gobernantes, pueden operar desde Blackwater (alias Xe Services, alias Academy) a la Hydra del complejo industrial militar usamericano, puesto que su $beneficio$ es grande y coadyuvante a mantener el Hegemón sobre el patio trasero cuando tal hegemonía en los otros continentes se les va dificultando más y más.

Es el caso de que Colombia aparece como el campeón de los ‘Estados Fallidos’, en realidad Estados Canallas, empero los mass media mercantiles (Falsimedia) están para encubrir su condición atroz en calidad de ser uno de los principales aliados del Imperio.

Desde 1948 la Nación colombiana viene padeciendo una guerra civil de irregular intensidad en resultas del asesinato de Jorge Eliéser Gaitán, muy seguramente perpetrado por la CIA, al mismo tiempo en que el General Marshall fundaba la OEA, allí mismo en Bogotá. Par de actos que marcan el designio (sino) de este país, condicionado (condenado) a ser la neo colonia favorita del interventor usamericano.

Una intromisión silenciosa efectuada por décadas es la que ha venido padeciendo el pueblo colombiano propinada por el imperialismo yanqui, lo cual se evidenció en los años 60 tal como quedó plasmado en informes militares de la U.S. Army que promueven la creación de escuadrones paramilitares destinados a destruir al ‘comunismo colombiano’, en realidad al tejido social campirano; lo que se traduce en crear agrupaciones de terroristas bajo las faldas del Estado para emplearlas contra el pueblo en procura de su sometimiento, explotación y despojo.

Lo que acontece en Colombia no es otra cosa sino el ejercicio neocolonial más flagrante practicado por el yanqui en América Latina de manera permanente. En pocas palabras, este conflicto se trata de que: “en el fondo nuestra guerra es muy sencilla: es fruto del imperialismo y de la lucha de clases. Dos cosas que, según las clases dirigentes colombianas, no existen. Así que seguiremos en guerra”. Negacionismo propio de la falsa-consciencia de la burguesía criolla traidora a Bolívar que comenzó por desintegrar a la Gran Colombia, tales son sus herederos pitiyanquis, puesto “que en buena medida esta oligarquía parásita, cleptómana, corrupta y mafiosa, se mantiene en el poder gracias a la intervención activa de los Estados Unidos en los asuntos colombianos”.[22]

¿Por qué será que los imperialistas destinan la asombrosa cantidad de U$ 9.000.000.000 al Plan Colombia? Ayuda militar que no sólo fortalece al ejército colombiano sino también a los escuadrones mortíferos, agrupaciones causantes del genocidio perpetrado en contra del propio pueblo de sus entrañas.

La CIA, la NSA, la USAID, patrocinan y están detrás de este genocidio prolongado y efectuado a diferentes intensidades en lo que viene siendo una guerra prolongada de acumulación por despojo en favor de la oligarquía terrateniente y de las transnacionales, explotando el campo con una agroindustria orientada preferentemente a los monocultivos de palma y caucho, procediéndose a despojar a los campesinos de sus tierras para lo cual los paramilitares cumplen con la función encomendada por sus doctores frankensteins.

La desgracia del campo colombiano fue propiciada desde un principio por los gringos. Si hasta los años 50 se producía abundante trigo en esas latitudes, el programa de ‘ayuda’ Food for Peace causa una afectación procurada que termina con la autosuficiencia y la exportación al no poder competir con las abundantes cosechas subsidiadas por el gobierno norteamericano a sus farmers, propiciando la dependencia alimentaria en el Sur. Con intención semejante se otorgaban partidas de ayuda al gobierno colombiano que empleaba en gastos militares y en operaciones de contrainsurgencia. Misma mano siniestra que se empleó para afectar la producción cafetalera: “Un año antes de que el presidente Bush anunciara la ‘guerra a las drogas’ con gran fanfarria (una vez más), el acuerdo internacional sobre el café fue suspendido a partir de presiones estadounidenses, alegándose ‘violaciones al comercio justo’. A consecuencia de ello, el precio del principal producto de exportación colombiano cayó más de un 40% en el plazo de dos meses”.[23]

En la actualidad, producir biodiesel de la palma africana es uno de los usos de grandes plantaciones destinadas a la exportación, tipo de monocultivos de grandes extensiones propios de una agroindustria intensamente tecnificada que va agotando las tierras sin tener un valor comunitario ni el beneficio popular de producir alimentos para las poblaciones locales y circunvecinas…, y los desiertos verdes se convertirán en campos yermos.

El Banco Mundial, el FMI, la Unión Europea, los propios capitalistas chinos en expansión, coadyuban a la desposesión y se incluyen en la explotación neocolonial que se realiza contando con el aporte militar de Israel; faltaba más, en lo que es su especialidad, la represión de los pueblos. Un ogro empleado por los de Washington invita a los peores carniceros al banquete. Fue Álvaro Uribe con quien se intensifica la participación de los de la bandera con la estrella de David (desprestigiando tal símbolo esotérico) en la miscelánea represiva, dándose por un hecho que de los años 60 para acá los asesores militares israelíes participan en el adiestramiento de los paramilitares en sus oficios nauseabundos, los de la más baja estofa para cualquier ser humano. Lo que complementan con la venta de todo tipo de artefactos militares y policiacos, incluyéndose más asesores militares partícipes en una empresa de seguridad privada contratada cuando Juan Manuel Santos fungía como el Ministro de Defensa y brazo derecho de Álvaro Uribe llamada Global CST dirigida por “Yisrael Ziv, responsable directo de las peores atrocidades en la Franja de Gaza a comienzos de la década del 2000…”, siendo empleados para aniquilar a varios líderes guerrilleros, “asesinados a sangre fría, con métodos no muy diferentes a los utilizados por ellos para martirizar al pueblo palestino. No por nada, Santos, siendo candidato presidencial en 2010, exclamaba que se sentía orgulloso de que Colombia sea considerada la Israel de América Latina [sich]”.[24]

Siendo Colombia ocupada por 7 bases militares yanquis, no debe extrañar al ojo crítico (o clínico), el que venga siendo el máximo país productor de cocaína. El falso combate al narcotráfico sirve para incrementar la guerra contra el pueblo.

Ya lo hacía ver Noam Chomsky desde un inicio: si el Plan Colombia se justificó en función de la guerra contra las drogas, por aquel entonces la propia DEA reportaba que “‘todas las ramas del gobierno’ de Colombia están involucradas en ‘corrupción vinculada a las drogas’”.[25] Así, pues, vil pretexto interventor.

El objetivo capitalista de expropiación-explotación de las riquezas y la mano de obra nativa se efectúa a través de la financiación del los ya mencionados organismos que componen la Troika y demás organizaciones que los monetaristas imperialistas inducen para saquear las naciones periféricas, en lo que las inversiones y las ayudas económicas no dejan de ser empleadas en menesteres militares represores, de manera tal que se complementen: “ha habido una íntima relación entre el modelo neoliberal-rentista de desarrollo, la ‘confianza inversionista’, los megaproyectos y la guerra sucia, que ha implicado violaciones en masa, desplazamiento forzado y el asesinato sistemático de sindicalistas”.[26]

Confirmándose así el que se trata de políticas y operativos diseñados por la inteligencia intervencionista en procura de imponer las condiciones propias del capitalismo imperialista que guía los actos de los EU.

Tres petroleras nor-atlánticas, Perenco (Francia). CESPA (España) y Pacific Energy (Canadá) actúan a sus anchas en Colombia contaminando y desecando ríos y tierras, gozando de total impunidad y, peor cosa, de la protección que les otorga el Estado vasallo y los propios paramilitares. Es un hecho que la función que cumplen las fuerzas armadas regulares e irregulares consiste en abrirle el campo a las empresas extranjeras y a los terratenientes locales para que puedan explotar a sus anchas las riquezas del país, triste conducta la de estos auténticos cipayos. Obvio que estas empresas transnacionales están detrás del terrorismo de Estado que se ejerce en contra de los locales.

A la transnacional usamericana Chiquita Brands se debe parte de la sangría, empleando al DAS, Departamento de Administración de Seguridad -obviamente un engendro de la CIA-, policía política a la que Álvaro Uribe utilizó con mayor virulencia en contra de las agrupaciones sociales opositoras a su mal gobierno, inclúyanse tanto a políticos como a defensores de los derechos humanos, sindicalistas, periodistas, subiendo la escalada represiva, teniendo el DAS un grupo interno, el GAME, manejado directamente por la embajada estadounidense. En una típica acción de seguir en lo mismo simulando cambio, el presidente Santos ordenó la disolución del DAS en el 2011, puesto que su antecesor le había dejado una merecida fama maléfica, en lo que a la manera de los relojeros que le ponen nueva carátula a una máquina vieja, lo sustituyó por la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI), nuevo nombre, misma entidad, para que de esta manera ser reciclen los malos gobiernos con sus estructuras institucionales incólumes.

El de Santos fue un típico gobierno de compensación gradual después de la barbarie desatada por el cavernario de Álvaro Uribe, teniéndole que bajar algunos grados de intensidad a la guerra contra el pueblo, guerra álgida y continua, recrudecida a consecuencia de una nueva oleada recolonizadora que los EUA emprenden para reordena su patio trasero. Con lo que, en realidad, ni a gobierno correccionista llegan en Colombia, ahí el pueblo sufre una continuidad de más de seis décadas de atropellos perpetrados por la dupla yanqui-cipayos.

Más claro no puede estar, la triangulación neocolonial se verifica en Colombia con la mayor intensidad empleando a la oligarquía más antipopular, la que está empeñada en: “Entregar los recursos, los servicios, la mano de obra barata, el turismo sexual a granel, venden barato al país a cambio del apoyo necesario para mantenerse formalmente en el poder […] El precio de lanzar el chaleco salvavidas de esta oligarquía parásita y criminal ha sido cobrado con creces mediante la inversión en el negocio de la guerra y mediante diversos Tratados de Libre Comercio impuestos al pueblo colombiano. Ahí tanto la Unión Europea, como los EEUU e Israel han sido beneficiarios principales”.[27]

Así pues: Colombia es el caso más conspicuo del proceder imperialista como neo-colonización por despojo violento y apropiación capitalista transnacional, apoyándose en la oligarquía vendepatrista. Lo que ha propiciado una permanente guerra civil con diversos grados de intensificación durante décadas, y habrá de seguir recrudeciéndose, ante la agudización del imperialismo y su efecto recalcitrante para la lucha de clases que hoy en día se verifica más a la manera de ser una guerra contra los pobres.

Puesto que la Historia de los atropellos yanquis en Centroamérica es larga, incluso si focalizamos sólo de la etapa de la posguerra al presente. La intervención en Guatemala inaugura los atropellos de la CIA derrocando gobiernos ‘izquierdosos acusados de comunistas’. Fue el caso del de Jacobo Árbenz depuesto en 1954 por un complot orquestado por John Foster Dulles desde los EU y por el embajador John Peurifoy ubicado en Guatemala (típico embajador poinsettista que elaboró una lista de los principales opositores a ser ejecutados), dispuestos ambos a entregar un país reclamado para sí por la United Fruit Company (UFCo); utilizando paramilitares adiestrados en Honduras comandados por el ex coronel Carlos Castillo Armas -el sicario de ocasión (de)formado en Fort Leavenworth y con antecedentes golpistas-, pero sobre todo teniendo su mayor fuerza en aviones P-47 Thunderbolts piloteados por estadounidenses, los que reforzados con otros más adquiridos muy oportunamente por el gobierno de Nicaragua, vinieron a ser el elemento militar decisivo para consumar el derrocamiento. Y así como la CIA se estrenó en una operación de gran importancia en América Latina, la OEA hizo lo mismo convalidando el primer gran complot yanqui anti nacionalismo progresista.

Ergo, hacia 1960 un dos por ciento de latifundistas concentraba el 78% de las tierras cultivadas que proporcionaban a la Frutera el monocultivo platanero, llegando a ser la UFCo un Estado dentro del Estado guatemalteco: “Una empresa cuyas directrices mediatizaban los intereses agrarios, comerciales y de infraestructura, -ferrocarriles carreteras, teléfonos, puertos, etc.- de Guatemala y explican los altísimos beneficios -más de 66 millones de dólares netos en 1950- que el capitalismo norteamericano obtuvo siempre de esta nación centroamericana. Empresa, en definitiva, que siempre dictó su ley a la hora de planificar la política centroamericana de Washington, hasta el punto de que quizá no convenga olvidar que el hombre fuerte de dicha política exterior tras la II Guerra Mundial, John Foster Dulles, era miembro del bureau de abogados de la ‘Sullivan-Cromwell’, mentores de la ‘Frutera’ que obtuvieron de Jorge Ubico, en 1930 y 1936, las ya mencionadas concesiones”.[28]

A través de un continuo represivo se llega a la década de los 80 en que Guatemala conoció su ‘guerra sucia’, un genocidio perpetrado por otros dos gorilas de ocasión: Lucas García y el general Ríos Mont. La lista de víctimas del 54 hasta 1996 se calcula en más de 200 mil personas que fueron asesinadas por los aparatos represivos del Estado guatemalteco, un millón y medio desplazadas. Violencia de Estado dirigida preferentemente contra pueblos indígenas. Genocidio que muestra una variante en la triangulación imperialista al incluir la participación de comandos israelíes, comenzando por coadyubar para imponer al generalote Ríos Montt en 1982. Fluyendo información desde Israel dando cuenta de la asistencia de 300 agentes israelíes adoctrinando y entrenando tropas guatemaltecas por esos años.

En resultas de que la presidencia de James Carter había limitado la ayuda militar al gobierno guatemalteco, debido, precisamente, a violaciones flagrantes y recurrentes cometidas en contra del pueblo, entraron los israelíes al quite (apoyo) deseosos de implementar su tecnología represiva más allá de Palestina, aplicando su evidenciado nazismo, el que se sintetiza en lo expresado por un teniente coronel partícipe en la ayuda imperial a Guatemala: “No me importa lo que los gentiles [sic] hacen con las armas. Lo principal es que los judíos se benefician”. Posición de mercaderes de la muerte expresada por un jerarca israelí de mayor rango: “Yaakov Meridor, más tarde ministro de Economía de Israel, señaló en la década de los 80 que Israel deseaba sustituir a los EE.UU. en los países donde se había decidido no vender armas abiertamente. Meridor dijo: ‘Vamos a decir a los estadounidenses, no compitan con nosotros en Taiwan; no compitan con nosotros en Sudáfrica; no compitan con nosotros en el Caribe o en otros lugares donde ustedes no puedan vender directamente armas. Déjenos a nosotros hacerlo… Israel será su intermediario”.[29]

Un torturador de niños guatemaltecos de nombre Benedicto Lucas García que fuera ascendido a general, confesó ante la justicia haber tenido en los militares israelíes a sus maestros; mismos que también aplicaban la tecnología de espionaje electrónico made in Israel para localizar guerrilleros de la Organización Revolucionaria del Pueblo en Armas (ORPA).

Efectuando ‘un trabajo fantástico’, según el general Benedicto Lucas, decenas de asesores militares israelíes respaldaban al servicio de inteligencia guatemalteco, el siniestro G-2 y pusieron en marcha un sistema informático que permitía el fichaje sistemático del 80% de la población. Gracias a los ordenadores fabricados en Israel, el ejército guatemalteco descubre y destruye en 1981 veintisiete escondites de las organizaciones revolucionarias…. Además de la construcción de una fábrica de armas en la provincia de la Alta Verapaz por la Eagle Militaru Gear Overseas, la ayuda israelí se inscribe en el ‘programa de pacificación rural’ responsable de la muerte de miles de campesinos pertenecientes a los pueblos mayas. Este siniestro plan se inspira directamente, según su responsable el coronel Eduardo Walhero, en el Nahal Program –‘Jóvenes pioneros combatientes’- destinado a formar a jóvenes soldados en técnicas agrícolas para instalarlos en las zonas fronterizas del Estado israelí”.[30]

Para que el cavernario en turno en la Casa Blanca -en aquel entonces un cowboy de celuloide- perorase: “Nuestros países comparten los mismos objetivos y las mismas cualidades, como pluralismo, los derechos humanos, la paz, la justicia social y el progreso económico [bla, bla, bla]”.[31] Abundando en el extravío del discurso diplomático usamericano que comprobamos cual perorata encubridora distorsionando la realidad, funcionando para encubrir mediáticamente a la opinión pública usamericana, la teleaudiencia desinformada por excelencia.

Debiéndose hacer un paréntesis para constatar como el Estado Terrorista de Israel es el campeón en infanticidios cometidos en Palestina; solamente en el 2014 con la operación Margen Protector asesinó a 469 infantes, según la propia UNICEF contabilizó, hiriendo a más de 3.000. Diez años antes al bombardear lo que quedaba de la ciudad de Rafah mató a un niño palestino de nombre Samer al-Arja de un ataque al corazón espantado por la detonación de una bomba. Uno entre miles que han sido asesinados por un Estado terrorista que perora defenderse de terroristas.

La ciudad de Rafah fue destruida con excavadoras blindadas Caterpillar D9, sin advertir previamente a los residentes. “Solamente en mayo de 2004, destruyeron trecientas viviendas, diez hogares palestinos cada día. La feroz campaña se basaba en la hipótesis de que cada palestino es un posible terrorista, y cada hogar de los territorios ocupados un punto para lanzar ataques. Ese mismo mes, el gobierno israelí aprobó un plan para ampliar las demoliciones: miles de palestinos quedaron sin hogar, pero eso no importaba al sanguinario Ariel Sharón, primer ministro de Israel en aquellos días”.[32]La consigna era demoler trescientos metros a cada lado de la línea fronteriza destruyendo cuanta casa hubiera ahí, y el general Yom-Tov Samia ejecutó la misión. Desde luego que eso no es terrorismo a gran escala; ‘terrorismo’ es solo las acciones de defensa que los ocupados realizan en contra de los ocupantes, según el discurso falsificante del nazi-sionista.

Desde 1971 el Estado Terrorista de Israel incrementa la ayuda militar al de Guatemala, incluyendo tanto cañones y armas de fuego ligeras -los famosos uzzies- hasta aviones Aravaet. En el Petén los yacimientos de hidrocarburos representan la manzana apetecible para hincarle el diente desplazando a comunidades mayas.

A tal grado llegó la empatía habida entre los gorilas guatemaltecos y los genocidas del pueblo palestino que los derechistas en Guatemala “hablaron directamente de la ‘palestinización’ de los indios mayas rebeldes de la nación”.[33] La masacre perpetrada en un pueblo llamado Dos Erres no le pide nada a la de My Lai, se trataba por igual de ‘tierra arrasada’. Sus habitantes fueron masacrados, los sobrevivientes al ataque inicial se encontraron con los cráneos aplastados con mazos, los cadáveres fueron a infestar los pozos del pueblo. Matanza que fuera perpetrada poco después de que Ronald Reagan visitó Guatemala dándole el visto bueno al régimen de Ríos Mont, alabándolo al considerarlo: “‘un hombre de gran integridad personal’ que ‘quiere mejorar la calidad de vida de todos los guatemaltecos y promover la justicia social’” nobles propósitos con los que: “‘Estados Unidos está comprometido a apoyar sus esfuerzos para restaurar la democracia y abordar las causas profundas de esta insurgencia violenta’. Se informó que en un momento de la conversación Reagan abrazó a Ríos Mont y le dijo al presidente de Guatemala que estaba recibiendo ‘una acusación falsa’ sobre los derechos humanos [sich]”.[34]

La represión agudizada a comienzos de los 80 con operativos de ‘pacificación’ ordenados por el general Benedicto Lucas llevó a destruir cerca de 250 poblados indígenas con un saldo de 20.000 muertos y la huida de unos 100.000 campesinos refugiados en su gran mayoría en el sur de México.

A similitud de otros países, lo que acontece actualmente en Guatemala con sus gobiernos pseudo-democráticos parece ser un interregno de los extremistas abiertamente represivos. En tal sentido ocurre que las compañías de ‘seguridad’ israelíes no dejan de incrementar su presencia operando como guardianes de transnacionales, tales como mineras canadienses, en resultas de lo cual participan en asesinatos de agricultores y estudiantes defensores de los derechos territoriales.

Nuevo ejemplo de cómo la dupla siniestra que encabeza la represión imperialista se conjuga efectuando las acciones propias de una política distópica -totalitaria en favor del Capital. Y cuidado que a decir de este analista ‘Israel ayuda a las autoridades mexicanas en Chiapas en actividades de contrainsurgencia focalizadas en gran parte de la comunidad indígena maya’. (¿Será por eso que Quique premia a Kushner?).

No debe extrañar que siguiéndole la corriente a Trump el gobierno de Guatemala por igual que el de Paraguay fuesen los que de inmediato secundaron su propuesta de trasladar sus respectivas embajadas a Jerusalén, (ahora se les une la colonia presidio de Australia); decisión tomada a pesar de que a fines del año pasado en las Naciones Unidas por una mayoría abrumadora de 193 países con 35 abstenciones y 21 ausencias, se condenó la propuesta del pro-sionista (y no sólo él) que ocupa actualmente la Casa Blanca: “Entre los abstencionistas, la Casa Blanca pudo contar con la ‘solidaridad pasiva’ de algunos comparsas continentales: México, Argentina y Canadá. Pero, por supuesto, fueron ‘siete grandes potencias’ totalmente alineadas con Washington y Tel Aviv las que llamaron la atención: las islas Marshall, Micronesia, Naru, Palu, Togo y sobre todo, del tradicional patio trasero, Honduras y Guatemala”.[35] Casi casi acercándose al ridículo que año con año se tragan los de la Casa Blanca al ver como las naciones del mundo no apoyan su bloqueo a Cuba, salvo, por supuesto, Israel; las hermanadas naciones imperial-colonialistas persistiendo en su perfidia anti-humana.

Las agresiones de tierra arrasada perpetradas por los gobiernos genocidas guatemaltecos obviamente detonan la migración, ‘misters’ de la Casa Blanca y del Congreso: A partir de ese entonces el número de emigrantes centroamericanos comenzó a incrementarse: “muchos guatemaltecos que han muerto al cruzar esta zona fronteriza del desierto [Arizona] eran originarios de una de las áreas indígenas mayas más afectadas por el genocidio de la década de 1980: El Quiché, Huehuetanango, Chimaltenango”.[36]

Ahora mismo, Jimmy Morales y Benjamín Netanyahu presumen de tener excelentes relaciones perdurables. ¡Y cómo no, tanta muerte y migración de guatemaltecos lo patentizan!

Consecuencias: Algo así como un millón de guatemaltecos residen en los EU, la mayoría de ellos como víctimas expulsadas de su país por la violencia y la pobreza que engendran los gobiernos neocolonizados que actúan contando con la aquiescencia de los demócratas y republicanos. Emigrados forzados que al igual que los mexicanos y otros centroamericanos están siendo repatriados con manu militari (40.000 guatemaltecos en el 2017), incluyéndose a pandilleros que al retornar a sus países siguen practicando su pernicioso modus vivendi, coadyubando aún más a incrementar la violencia en estos pueblos que deben ser considerados víctimas de las políticas imperiales que los cínicos de la Casa Blanca implementan en procura de que prevalezca el ‘libre comercio’ en el ‘mundo libre’.

El factor alteración climática -de por sí históricamente presente en el prolongado ismo con el fenómeno del ‘Niño’- también viene jugando su parte en los estropicios económicos, presentándose una sequía desde el 2014 y un cambio en el ciclo fluvial. Desequilibrio climático marcándose en trastornos drásticos, pasando de la sequía a la tormenta repentina y devastadora, salinización, elevación de los niveles del mar, propagación de mosquitos transmisores de enfermedades, el más reciente de los cuales fue del virus del zika.

La pérdida de especies vegetales endémicas es otro de los problemas en cierne, la ‘revolución verde’, plantaciones industrializadas, al parecer ya están incidiendo en afectar las tierras con el uso excesivo de agrotóxicos en monocultivos, pero aquí y ahora las multinacionales mandan y esta es la ruta a seguir, por lo que es de esperar la agudización del cambio climático y la afectación macro-ecológica. ¡Ah!, pero el presidente de la máxima potencia niega la afectación industrial incidiendo en el clima por ser un cerebro de chorlito comprometido con el Big Oil en todas sus expresiones, la realidad ambiental sigue siendo un ‘cuento chino’ aunque el ‘paraíso californiano’ se convirtió en cenizas, en uno de tantos bloqueos mentales propios del cretinismo que padecen los agentes imperialistas que les impide comprender ciertos desastres causados por fenómenos naturales alterados en vía de agudizarse.

En Guatemala, empresas canadienses como Goldcorp llevan a cabo una labor de extracción de oro y plata a través de su filial local Entremares contribuyendo al deterioro ambiental al actuar a destajo, ante la carencia de leyes protectoras del medio ambiente, lo que es propio de estos Estados bananizados.

Ejemplos que presentan la doble afectación crítica del presente en agravante, catástrofes climáticas e incidencia imperialista como males mayores. Los crímenes de lesa humanidad cometidos por los de USA-Imperio y los sionistas son múltiples y muy graves gozando de una impunidad escandalosa.

…. ‘Los EU no tienen amigos sino intereses’. ‘Los EU actuarán multilateralmente cuando sea posible, pero unilateralmente cuando sea necesario’. (Presidente Bill Clinton, Naciones Unidas 1993). Lo que se complementa con lo dicho por el Secretario de Defensa de aquella administración, William Cohen: ‘EU está dispuesto a hacer uso unilateral del poder militar en defensa de intereses vitales que incluyen asegurar el acceso sin obstáculos a mercados clave, aprovisionamiento de energía y recursos estratégicos…, todo lo que Washington pueda decidir que está dentro de su jurisdicción interna’. Diatribas con un trasfondo de amenazas complementadas a su vez por el discurso de su embajadora en la ONU, Madelein Albright: ‘Los EU actuarán multilateralmente cuando podamos y unilateralmente cuando debamos en regiones que reconozcamos como vitales para nuestros intereses’.[37]

Esta patente de corso o salvoconducto de impunidad auto concedido para auto justificar todo tipo de intervenciones armadas, policiales, de espionaje, asesinatos, torturas en nombre de la libertad y de la justicia que imparte la prima democracia del mundo, resulta en ser por principio de cuantas un autoengaño que implica un trastocar la realidad canjeada por un discurso impositivo y una realpolitik que se impone demagógicamente a la manera de consignas tipo INGSOC cambiando el sentido de palabras-conceptos, disimulando la realidad, desde una posición de fuerza político-militar resumida en: ‘Los EU son los campeones defensores de la libertad’, ‘paladines justicieros campeando por el mundo entero’.

Mas si aplicamos el consejo de John Mitchell de que: ‘habría que fijarse en lo que hacemos y no en lo que decimos’. El juego ilusorio libertario se desvanece apareciendo el lado oscuro del Imperio -así sea la punta del iceberg- mostrando a la monstruosa Máquina tal y como en realidad es, fría y despiadada, lo que encuentra su verificación más nociva en el ser un ‘Imperio asesino de niños’, efectuando un juego de engaños desconcertante asumido por aquellos que sólo ven la engañifa político – diplomática y su difusión mediatizada tragándose su demagogia.

Pues sucede que Mr. Obama participa en los ‘martes de terror’, día en el que se reúne con los miembros del abominable aparato de ‘seguridad nacional’ (sic), para anotar en una especie de lista negra, a los ‘terroristas’ que habrán de eliminar en Pakistán, Somalia o Yemen: “Las nominaciones van a la Casa Blanca, donde por su propia insistencia y guiado por el ‘zar’ del contraterrorismo [sic] John I. Bernnan, Obama debe aprobar cada nombre”. “Si cuando se habla a la flor al olor de la flor se le olvida la flor” (J:M: Serrat). Se eliminan ‘terroristas’ en nombre de la libertad y la justicia, y eso no es un acto de terror. Cuando que “…, los asesinatos se han institucionalizado, normalizado y burocratizado alrededor de la figura del presidente. Sin la ayuda, o cualquier supervisión del pueblo estadounidense [si fuese así, sería una democracia imperialista] o sus representantes elegidos, [de ser así, sería una República], sólo él es ahora responsable de los asesinatos regulares perpetrados a miles de kilómetros, incluidos los de civiles y niños”. “Imperio asesino de niños…”, bien dice la canción de Silvio Rodríguez, pues se trata del “Monstruo grande que pisa fuerte, sobre la pobre inocencia de la gente”. (León Gieco).[38]

De esta manera todo funcionario estadunidense que interviene en la política internacional se convierte en un practicante contumaz de la mentira, un mentirosos sistémico que se engaña a sí mismo e intenta engañar a los demás; y si lo logra en un buen porcentaje esto es debido a que el dominio mediático imperialista logra el consenso (zonzenzo) con su dominio de los aparatos ideológicos mundializados. El mundo a favor del Imperio es producto de toda una elaboración del no pensamiento y de la anti-verdad, que no de la post-verdad.

La sofistería de los poderosos; lo contrario al ‘rey filósofo’ que Platón propusiera es lo que predomina. El político-mercenario-sofista haciendo valer que el Poder es el Mal que impera en un mundo bajo la égida del Capital.[39] El Poder es el Mal en un mundo en el que cientos de millones de personas padecen pobreza, miseria, hambre y marginación en resultas de la productividad con el robo de la plusvalía, la distribución inequitativa fiscalizada por Estados patronales; el robo legalizado de los banksters o su evasión de la ley sin punición. Y millones mueren asesinados en guerras y conflictos provocados por los intereses capitalistas y otros son torturados, mutilados, e incapacitados o encarcelados por delitos menores mientras que los grandes criminales, los genocidas y los ladrones multimillonarios, gozan la dulce vita.

El Capital-Poder es el Sistema Social imperante que causa la Crisis que en carne viva significa el malestar de miles de millones de seres humanos acercándose a ser el 80% de la Humanidad que padecen algún tipo de afectación psico-somática a causa de este modo de producción, distribución y consumo, tan nocivo como injusto.

Kakistocracia de la ceguera voluntaria y de la mediocridad contagiada en epidemia de sujeción conformateada. Ahora y cuando los sujetos cautivos en la mercadotecnia de los supermercados ubicuos eligen consciente y/o inconscientemente el integrase en el plasma gelatinoso de la sociedad consuntiva, como hormigas esclavas y zánganos y cigarra parasitarias, produciendo y reproduciendo el orden imperante en todo ejercicio de la cotidianidad reiterativa.

La Kakistocracia se define por ser “un gobierno plutocrático-demagógico-autoritario, basado principalmente en la idiotización mediática de grandes masas de electores…”,[40] y no sólo remitida a la hora de ejercer el voto, sino preferentemente en su condición de sujetos adaptados al trabajo y al consumo, delegando su potencial político en la apatía derivada de la desinformación y el temor a la violencia siempre latente por parte del Estado represor. Para cuando el crescendo de la Crisis obliga a la Plutocracia a ir tomando medidas más extremas para mantener su Hegemón.

La Kakistocracia aparece como la forma de gobierno propia para patentar el dominio del capitalismo imperialista en su forma suave, persistiendo en la simulación de ser una ‘democracia’ que encubre el dominio oligárquico, puesto que el totalitarismo para sonámbulos aún puede ser blando y seguir empleando los aparatos de la democracia formal. En riesgo de que tales estructuras institucionales que operan cual fachadas en su agrietamiento puedan caerse dando paso a que el gobierno de los plutócratas demagogos, como tal ya el peor de los gobiernos ‘civiles’ implementando medidas neoliberales a ultranza, pueda degenerar en un fascismo, gobierno de la extrema derecha ejercido con violencia.

Y en eso estamos: “…, ¿y si luego el despotismo suave fuese la antesala del feroz, su virtual Caballo de Troya?”.[41]

Pero el Troglodita de la Caverna globalizada con su par de exa-brutos por igual que sus símiles y adláteres en todo el mundo están imposibilitados para comprender lo que acontece en Centroamérica por igual a lo que acontece en otros lugares del mundo afectados por problemas socio-económico y ecológicos derivados de la intensa explotación capitalista. Cadena de ciegos cooptados por los capitalistas, cuyo predominio irrompible marca un estado de cosas hegemónico nocivo y agravante que de no superarse en un próximo futuro repercutirá en catástrofes más graves. Mientras más tiempo pase sin solucionar los problemas torales que afectan a la Humanidad por un mundo descontrolado en su producir-consumir y afectado por la distribución inequitativa que atomiza en desigualdad, peores serán las consecuencias.

El problema mayúsculo de la Humanidad a resolver en las próximas décadas es cómo contener y finiquitar el imperialismo yanqui-sionista cual prototipo del capitalismo imperialista, sin permitir tampoco una hegemonía china, pues de no lograrlo el mundo no hará sino adentrarse en las debacles en ciernes.

  1. Manlio Dinucci. “Desde 1945, EU ha matado ¿más de 20 millones de personas?”. Il Manifesto. Red Voltaire. 22-11-2018.
  2. Ibid.
  3. Vid CrisolPlural, De Terrorismos a Terrorismos # 7. La Trama Macabra tercera parte: “El doble juego del Imperio”.
  4. La reciente muerte de su señor padre es una oportunidad conspicua para hacer ver cómo funciona la maquinaria de cobertura ideológica yanqui haciendo pasar a un genocida por ser “uno de sus santos imperiales…, un belicista impenitente que dedicó su vida al militarismo, la guerra, los cambios de régimen y las mentiras sobre el ‘excepcionalismo estadounidense’”’. Vid Jeremy Scahill. The Intercept. “George H.W. Bush (1924-2018): un criminal de guerra estadounidense”. Rebelión.org. 14-12-2018. Traducción Sinfo Fernández.
  5. Carl Boggs. Counterpunch. “La presidencia imperial de Obama”. Rebelión.org. 16-10-2018. Traducción de Beatriz Morales Bastos. Negritas añadidas.
  6. Ibid. Siendo una cita de Jeremy Scahill, autor del libro: Blackwater -el auge del ejército mercenario más poderoso del mundo-.
  7. Leandro Albani. Revista Sudestada. “Blackwater: el ejército del terror del Pentágono -la empresa de seguridad más poderosa del planeta, acumula denuncias por crímenes cometidos en Medio Oriente y por caos de corrupción en EE.UU.-”. Rebelión.org. 17-01-2018.
  8. Frases de Obama tomadas de su discurso conmemorativo del inicio de la ‘guerra contra el terror’. Manlio Dinucci. “La santa cruzada de Barack Obama”. Red Voltaire.org. 21-09-2014. Y para no quedarse con la falsificación: fueron los médicos cubanos enviados al África negra los que tuvieron un comportamiento heroico combatiendo el ébola.
  9. Ibid.
  10. Tom Engelhard. Tom Dispatch. “El mapa de un mundo infernal -por primera vez vemos nuestras guerras-“. Rebelión.org 11-01-2108. Traducción de Carlos Riba García.
  11. Ángel Guerra Cabrera. “Honduras: el golpe de Obama”. La Jornada. 1-07-2010. Y no se olvida la artera colaboración de CNN encubriendo el Golpe y prestando cobertura mediática a las elecciones fraudulentas. ¿Qué dicen ahora de las consecuencias? ¿No las ligan?, sustentan un presentismo de idiotas. Cita y tema ya tratado en: USA-Imperio 6-G. “Haití: Las Subsecuentes atrocidades del Imperio”. Séptima parte y final.
  12. Marcos Roitman Rosenmann. “El asesinato de Berta Cáceres, crimen de Estado”. La Jornada. 7-03-2016. Palabras de Berta Cáceres tomadas de una entrevista realizada por Mario Casasús. Desinformemos. Se entiende quién la mandó matar y por qué.
  13. Andrés Figueroa Cornejo. “Honduras es un narco-Estado de capitales norteamericanos -entrevista con Gilberto Ríos M., coordinador de las izquierdas Socialistas de Honduras-”. Rebelíon.org. 28-04-2015.
  14. Ibid.
  15. Eric Holz-Giménez y Tania Kerssen. Alanet. “-Honduras- Guerra contra los campesinos”. Rebelión.org. 11-02-2013.
  16. Ibid.
  17. Andrés Figueroa Cornejo. Op.Cit.
  18. Eric Holz-Gimenez….
  19. Louisa Reynolds. “El riesgo mayor, quedarse en Honduras”. Proceso No. 2196. Diciembre 2018: 38. Con datos proporcionados por el Centro de Investigaciones Económicas y Políticas con sede en Washington.
  20. Carlos Fazio. “Trump, el general Mattis y la guerra asimétrica contra Venezuela”. Rebelión.org. 27-09-2017.
  21. Notimundo. “El Ejército tortura y asesina a un niño de 15 años y los medios califican a la víctima de ‘terrorista’”. 5-10-2012.
  22. José Antonio Gutiérrez D. “Lo que no dice el artículo del Washington Post (I)”. Rebelión.org. 11-01-2014.
  23. Noam Chomsky. Estados Canallas -el imperio de la fuerza en los asuntos mundiales-. Paidós 2002: 98. Traducción de Mónica Salomón.
  24. José Antonio Gutierrez. Op.Cit.
  25. Noam Chomsky. Op.Cit: 95.
  26. José Antonio Gutiérrez. Op.Cit.
  27. Ibid.
  28. Antonio Padilla Bolívar. “La Guatemala de Jacobo Árbenz”. Historia Mundial del Siglo 20. Salvat. T. 5: 129. Jorge Ubico fue un típico presidente pitiyanqui que hizo las veces del vende-patrias de ocasión entre 1930 y 1936.
  29. Gabriel Schivone. Electronic Intifada. “El rol de Israel en las sombras en la guerra sucia en Guatemala”. Rebelión.org. 27-01-2017. Traducción de J. M. El nombre del teniente coronel es el de Amatiza Shuali. Tomado de Dangerous Liaison, obra de Andrés y Leslie Cockburn.
  30. Maurice Lemoine. Memoire des luttes. “Guatemala e Israel, una historia antigua y sangrienta”. Rebelión.org. 8-01-2018. Traducción de Caty R.
  31. Ibid.
  32. Higinio Polo. Mundo obrero. “Morir de miedo en Palestina”. Rebelión.org. 14-12-2018.
  33. Gabriel Schivone. Op.Cit. Siendo una referencia del periodista George Black.
  34. Ibid.
  35. Maurice Lemoine. Op.Cit.
  36. Gabriel Schivone. Op.Cit.
  37. Noam Chomsky. Op.Cit: 13.
  38. Vid. CrisolPlural. USA-Imperio 11. “De Crisis en Crisis en la Creciente Apocalíptica”. Postcriptum: Y el Imperio Re-contraataca.
  39. Vid CrisolPlural. Terrorismos a Terrorismos 27. “En honor a la Verdad -el compromiso filosófico-”.
  40. Michelangelo Bovero. “Crece el riesgo de que impere la Kakistocracia, el gobierno de los peores”. Estrategias y propuestas para la Reforma del Estado. UNAM 2001.
  41. Michelangelo Bovero. Los Desafíos Actuales de la Democracia. IFE 1995: 31.

Héctor Alejandro Mora Gallardo

Apasionado investigador e historiador

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *