AGUASCALIENTES

No tomarás el nombre del SEÑOR tu Dios en vano

La criminalización es obvia en esta ley y en la interpretación del hecho y el delito, pues lo que ha sido castigado es el acto, lectura que conduce a que se desprotejan los derechos humanos de las personas Click To Tweet

 

Ruin estrategia de la derecha  de  cara a las próximas elecciones municipales

 

Gustavo Báez Leos, coordinador de la fracción panista en la Cámara de Diputados local y próximo a ocupar la dirección de su partido en el Estado es un canalla, como citara hace días Andrés Manuel López Obrador.

Su historia es esa. En la anterior legislatura se le conoció esa misma forma de actuar y no hay duda de que, en la medida que es un tipo ignorante, acostumbrado a vivir de los demás y a pisotear con tal de alcanzar sus fines, sus prácticas políticas sean las mismas al frente de la organización a la que pertenece.

Él es el responsable de que en el Congreso que reúne al más alto número de mujeres en su historia, hayan sido vilipendiadas, tratadas como María Magdalena e insultadas.

El ejemplo de la transgresión a la mujer cometida por este rufián lo expresan los comentarios y estado de ánimo que recoge la reportera de La Jornada,  Adriana García Campos, de la diputada panista, Paloma Amézquita Carreón, cuando señala ésta “Molesta por las preguntas de la prensa, la diputada presidente de la mesa directiva insistió en que la reforma propuesta sólo implica blindar la vida desde la concepción; esto evidentemente infiere en la decisión que cada mujer puede tomar sobre su propio cuerpo, y abunda a que continúan los lamentables casos de mujeres que fallecen o son mutiladas en su aparato reproductor por prácticas poco ortodoxas o con total falta de higiene para la extracción del producto.”

Esta declaración, por supuesto es expresión de una objeción de conciencia y las objeciones de conciencia son expresión de un acoso, autoritarismo, violación, corrupción y violencia a la ética que lastima y hiere a la persona y la hiere, simplemente, porque sabe que con esta ley se está cuestionando la vida de las mujeres y su condición. Pensó, supongo, en cuántas mujeres son transgredidas en la calle, en su trabajo y en su relación de pareja; pensó “en la decisión que cada mujer puede tomar sobre su propio cuerpo”, en la pérdida de vidas y llegó a un momento más doloroso de la afectación corporal y de conciencia, cuando dice: “son mutiladas en su aparato reproductor por prácticas poco ortodoxas” que es igual o expresión de aquél sentimiento que en el “Retrato de un adolescente” describe James Joyce  sobre el castigo por el pecado.

Me han dicho algunos compañeros que solamente habló ella, que ninguna mujer o legisladora más lo hizo. Las entiendo, sé que pasaron por la mente de ellas aquellos mensajes que traemos hombres y mujeres de transgresión, de dolor, de confrontación contra la naturaleza y las mediaciones sociales instauradas por la propiedad privada y los fundamentalismos. Regresaron los momentos de miedo, de terror y de lágrimas.

Fue un momento doloroso, de oscuridad y, por lo tanto, regresivo como dice en su nota el Observatorio de Violencia Social y de Género. Centrarse en el amor a la madre puede generar sicopatías y por supuesto de la madre al hijo. Quiero pensar que esas sicopatías algunas son voluntarias y otras involuntarias; conscientes o inconscientes. Una de las sicopatías es la criminalización de la mujer, también las citadas con anterioridad por quien escribe este texto y por la legisladora panista.

La criminalización es obvia en esta ley y en la interpretación del hecho y el delito, pues lo que ha sido castigado es el acto, lectura que conduce a que se desprotejan los derechos humanos de las personas. Por eso, tiene razón la organización mencionada cuando señala que “La propuesta de reforma pareciera que fue inofensiva, sin embargo, tiene mucho fondo. De aprobarse, se cerrarían las puertas y las posibilidades de aprobar el derecho inalienable que tienen las mujeres a decidir sobre su sexualidad.”

Por supuesto es terrible que tengamos que escuchar en la actualidad estas voces, que no las hayamos enterado y pedido perdón. Más que nos digan, cuando en su declaración de principios abogan por los derechos humanos y en días pasados sacaron un panfleto los panistas defendiendo la libertad, que “Sé que no somos mayoría los que defendemos estos temas, porque en la historia, la conquista de los derechos siempre han sido una victoria que se arranca al opresor. Las mujeres están conquistando el derecho a decidir sobre sus cuerpos y sus proyectos de vida.”

Tiene razón Juan Luis Acevez en el artículo semanal de la semana pasada, cuando puntualiza sobre la ley Báez Leos que “no se ha logrado conectar a su época, ni a lo nacional, ni a lo mundial, lo cual ha permitido: mantener brechas de desigualdad; seguir utilizando a la población con rezago económico, social y cultural como peones a través de la desinformación; además de preservar la criminalización contra diferentes sectores y acciones, como las mujeres y la protesta social.”

Me queda claro que este ruin de Gustavo Báez Leos utilizó al Frente Nacional de la Familia para que la fracción parlamentaria de MORENA se declarara contra el aborto y así, ir a las próximas elecciones a defender a sus candidatos, fundamentalmente a aquellos que quieren repetir y que ya han alcanzado el ciclo de incapacidad.

Marco Vinicio Saldaña Valero

Sociólogo por la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Colaborador en medios digitales de izquierda y fundador primer Secretario General de MORENA en el estado de Aguascalientes.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *