EN LA RED

John Wayne: ¿descubierto como racista y ultra conservador?

para los cinéfilos de viejo cuño esa actitud de Wayne no era desconocida y se le cuestionó y criticó en su momento, en todo caso lo que me preocupa hoy es la actitud linchadora en redes sociales Click To Tweet

John Wayne en Hondo

 

John Wayne continúa generando polémica.

 

Menuda actitud de asombro ha causado en muchos usuarios  de  redes sociales, principalmente en Twitter, donde se convirtió en treending topic, el comentario de alguien que  cuando  leyó una vieja entrevista que el icónico actor del western John Wayne concedió a la revista Playboy y la cual fue publicada originalmente en 1971, si no mal recuerdo en el número de septiembre, en la cual el actor  reiteraba su convicción en la supremacía Blanca, justificaba que la doctrina Monroe y la política expansionista de los Estados Unidos, hubieran matado a un sinnúmero de indígenas y los que quedaron con vida confinarlos en reservaciones, puso el grito en el cielo y despotricó contra el astro fallecido el 11 de junio de 1979, hace casi cuarenta años. 

Si no me falla la memoria, para quienes por vivir en aquellos años, conocimos dicha entrevista, el comentario generalizado fue,simplemente  de que todo lo que decía en ella, eran meras reiteraciones, de lo que a “sotto voce” había venido manifestando el actor desde los años cuarenta, en que merced a su creciente popularidad se le brindaban espacios en los medios de comunicación de la época.

Según la nota  SALE A LA LUZ ENTREVISTA CON EL ICÓNICO ACTOR JOHN WAYNE SOBRE SUS IDEOLOGÍAS RACISTAS publicada en Sopitas.com Wayne dice”  “Con tantos negros”, respondió a una pregunta sobre Angela Davis, “existe un poco de resentimiento en cuanto a sus desacuerdos, y posiblemente son correctos. Pero no podemos todos, de repente, ponernos de rodillas y cambiar todo hacia el liderazgo de los negros. Creo en la supremacía blanca hasta que los negros sean educados para ser responsables. No creo en darle autoridad y posiciones de poder y juicio a personas irresponsables”.

Y siguió con la comunidad afroamericana y su “educación”: “¿De qué sirve que les des clases de álgebra o cálculo si no saben contar? Debe haber una base. No me siento culpable por el hecho de que cinco o 10 generaciones atrás, estas personas hayan sido esclavos”. Y se siguió con los nativos americanos, quienes jugaron un papel central en los western que lo hicieron famoso: “No me siento mal por haberles quitado el país, si es lo que preguntas. Nuestro tan llamado país robado fue sólo cuestión de supervivencia. Hubo muchas personas que necesitaban nuevas tierras y los indios fueron egoístas tratando de resguardarlas para ellos”.

En tal entrevista también arreciaba contra Perdidos en la noche (Midnight Cowboy) de John Schlesinger, con Dustin Hoffman y Jon Voight, sobre un ingenuo texano que llega a  Nueva York con la aspiración de vivir de gigoló a costa de una mujer rica y termina prostituyéndose dando servicio a hombres. Perdidos en,la noche ganó el Oscar de Mejor Película en 1970 y para Wayne es solo una película de “un par de maricones”. Y las notas en otros sitios como la titulada Una entrevista de los 70 recupera al John Wayne más racista y otra Descubren vieja entrevista con comentarios racistas de John Wayne, son coincidentes y prácticamente repiten los mismos extractos.

En 2007 publiqué en mi sitio cineforever.com el texto John Wayne: feo, fuerte y formal en el cual señalaba: “Quizás, de los grandes iconos del cine norteamericano, sólo John Wayne, genera un sinfín de contradicciones de admiración y rechazo en los cinéfilos del orbe, particularmente en aquellos que en sus países de origen, han tenido que sufrir el imperialismo gringo”

Como bien lo señala Alexander Walker en su libro “El Estrellato: El Fenómeno de Hollywood”: “El héroe de Wayne es un hombre del Oeste cuya presencia física constituye prácticamente la medida de su conciencia moral”, se le admiraba su placer por la aventura, pero se rechazaba la justificación de su ética, basada en el simple principio, según Alexander Walker de que “lo que es bueno para John Wayne, es bueno para el Oeste, y por extensión bueno para el país”.

Por ello insisto que para los cinéfilos de viejo cuño esa actitud de Wayne no era desconocida y se le cuestionó y criticó en su momento, en todo caso lo que me preocupa hoy es la actitud linchadora en redes sociales, en donde en aras de uniformar un pensamiento y expresiones políticamente correctas, estamos cayendo en el enarbolamiento de la dictadura de una “verdad absoluta”, con grandes riesgos para la libertad de expresión y la discusión de ideas, sobre todo exhumado, como en este caso, una entrevista de 1971, para juzgar y condenar con ojos de 2019 a alguien que no estaba solo en esa forma de percibir la supuesta superioridad de los blancos.

Igualmente Héctor Enrique Espinosa Rangel en el texto John Wayne redescubriendo al astro señala: Resulta difícil ser aficionado al cine y no haber visto la mayoría de las películas de John Wayne, también lo es resolver el conflicto entre sus personajes de cine, siempre interesantes y coherentes, y la personalidad fuertemente conservadora del actor que en ocasiones resulta repulsiva (como cuando su anticomunismo enfermizo se descaró en la era del macartismo)”.

Gustavo Arturo de Alba

Periodista de profesión y Crítico Cinematográfico. Con experiencia laboral en radio, prensa, cine y televisión. Director de revista Crisol en versión impresa y Crisol Plural en internet.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *