EN EL DIVAN

Cuando tienes mucho que decir y no sabes que decir…

¿Como traducir pinceladas de colores en palabras y no poder plasmarlas en imágenes? Click To Tweet

 

He tenido tres semanas que simplemente me falta la inspiración…

 

No sé si necesito vacaciones,  o simplemente mi inspiración se fue de vacaciones.

Cualquiera que sea el caso, deseo enormemente que regrese…

Siento que no soy el mismo escribiendo…

A veces simplemente se va como golondrina en invierno… sabes que regresará… pero no sabes cuándo.

Tiras un bosquejo en un lienzo nuevo, y ningún trazo  se te hace digno de ser publicado a ojos de los demás.

No sé si es exceso de rigor… no sé si estoy siendo demasiado exigente conmigo mismo.

Y no es que no quiera ser exigente conmigo mismo… pero quizás perdí un poco esa cordura entre la delgada línea que separa la excelencia del aburrimiento.

Bendito aburrimiento que me permite sacar a flote mis más recónditos pensamientos donde plasmo todo aquello, que no se me habría ocurrido de no tener la mente ocupada.

Que tan ocupada está mi mente como para escribir todo esto que tiene tanto sentido como si pareciese que no lo tiene en lo absoluto???

Y empiezas a fijar tu mente en imágenes que de otra manera no podrías haberla hecho.

Obsesión compulsiva de mirar fijamente cada palabra dicha esperando que cobre significado.

Aunque a veces las metáforas no tienen significado…

Puede ser muy lógica para mí, pero para los demás pudiese parecer absurdo

¿Entonces, tengo tema el día de hoy?  O no lo tengo?

Solo dejo que mis manos se deslicen por el teclado que marca cada palabra que a simple vista no significa nada… pero significa todo.

¿El Todo es todo? O solo es el todo que abarca mi mente y que logro confundir con metáforas que no llegan mas lejos que esa mente que piensa que el todo es todo… pero no lo es.

Hoy estuve pensando que me gustaría pintar.

Debería de hacerlo?

La noche es mala consejera…

Aunque por otra parte la noche te permite pensar en imágenes que de otra manera no tendrías a fortuna de pensar… pero no se como plasmarlas…

Las traduzco en palabras, pero no puedo traducirlo en imágenes.

Como traducir pinceladas de colores en palabras y no poder plasmarlas en imágenes?

Es realmente complicado traducir lo que piensas y sientes en palabras cuando en tu mente solo hay imágenes.

Imágenes que hablan en un idioma que no entiendo, pero mi mente las traduce copiosamente en letras que únicamente mis manos traducen sin decirme la verdad.

A veces mis manos me mienten…

Nunca he entendido con que objeto me mienten…. Pero me queda claro que sus motivos tienen.

Es como si pensaran solas…

Es como si se movieran solas…

Una vez que escribo no puedo parar, y debo de hacer una pausa para terminar la columna que de otra forma no tiene sentido para usted… y para mí tampoco.

Caramba.. estoy a punto de cumplir 43 años… y definitivamente no me siento mal…

Espero que no sea crisis de la edad…

Mientras escribo estas líneas, solo pienso que tengo sueño y quiero dormir.

Si creo que lo haré…

Hoy definitivamente no tengo inspiración…

Quizás mañana regrese…

Quizás regrese la próxima semana…

Pero como sea, siempre será una oportunidad para que mi mente descanse de tanto ajetreo… hacer una pausa para mi mente que siempre viaja más rápido que la luz.

Tengo mucho sueño… necesito y quiero plasmar palabras  sin sentido…

Total… no será la primera vez…

Pero lo improvisado siempre sale mejor

¿Entiende lo que le quiero decir???

Y si no lo entiende; no se angustie… la verdad es que a veces ni yo mismo lo entiendo…

Pero como ayuda el escribir cuando la causa está plenamente justificada.

Hoy escribo para mi… tengo casi 54 columnas escritas en un año,  y esta es la primera columna que escribo para mi…

Que cosas tan extrañas pasan a veces cuando no tienes en nada que pensar, pero estas pensando mil cosas.

¿Tiene sentido???

No lo se…

Solo se que en este momento me despido de usted deseándole que tenga un excelente inicio de semana

Namaste

Nos leemos la próxima semana… (Si a mi inspiración le da la gana, Claro)

Sergio Eduardo Peregrina Castañeda

Egresado de la Universidad Autónoma de Aguascalientes. Contador público de profesión y escritor por afición… "Tengo casi 42 años, y nací viendo las cosas y la vida desde una perspectiva diferente." Si usted desea añadirme a sus redes sociales, o desea que escriba sobre algún tema en específico, mi muro de facebook está como Sergio Pereg.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *