LIBROS

Biografía no autorizada del Vaticano de Santiago Camacho

En forma de ensayo Santiago Camacho periodistas de nacionalidad española; en su libro Biografía no autorizada del Vaticano (2005), nos narra hechos que a su juicio y al que escribe estos párrafos no tiene porque ofender la fe católica de nadie. El libro muestra cómo hombres de una institución en distintos momentos han tenido “relaciones peligrosas” que contradicen lo que la iglesia  predica, pero que hombres poseedores de claroscuros como integrantes de la institución, abusan y utilizan los muros del Vaticano para conservar un poder terrenal escondidos en el manto de la fe.

El libro se centra principalmente en la historia no oficial pero si documentada y comentada por los pasillos del Vaticano, luego de su independencia y creación como estado Teocrático en occidente en el siglo XX.

Santiago Camacho narra como el Vaticano logró su independencia y reconocimiento como estado independiente, sus pactos con Benito Mussolini, y el apoyo al partido Católico Italiano para lograr el control político de Italia. Mussolini pese a no creer en el clero acepta pactar con los curas del Vaticano, al reconocer  que no se podía gobernar con la Iglesia pero igual no se podía gobernar sin ella), otorgando control en la economía y su participación en la política para garantizar la gobernabilidad. Para los dirigentes del Vaticano en ese momento era preferible pactar con Mussolini y unirse a él para evitar el ascenso político del Partido Comunista.  

Por las mismas razones; el miedo al comunismo en Europa el clero Alemán y el Partido Católico Alemán quienes pudieron frenar el ascenso al poder de Adolfo Hitler, permitieron el empoderamiento del partido Nazi y lo que desencadenó luego. Hay que reconocer también que Hitler supo vender y ofrecer en sus discursos a los católicos alemanes una ideología en la cual no estaban en total desacuerdo. Con el arreglo en la Cámara de representantes en Alemania se selló el camino ya conocido, el clero alemán retiró su apoyo al partido católico y lo disolvió para que solo quedara una fuerza política representada en la máxima tribuna del pueblo alemán, con ello logró ventajas económicas y oportunidades de negocios no despreciables a cambio de voltear la cara hacia otro lado si es que no se atrevía a participar en las acciones del régimen  nazi. 

En varios campos de concentración el apoyo del clero Alemán ha sido señalado como una fuente importante de financiamiento, y confort ideológico para aquellos que participaron en el exterminio semita.

En Croacia por esos tiempos fue evidente la participación de la Orden Franciscana en campos de concentración y exterminio. Ya que era preferible “esas atrocidades” a  caer ante los comunistas.

Luego de la guerra, la necesidad de mantener la institución con finanzas sanas llevó a los bancos del Estado Vaticano a innumerables crisis de capital y así  para tapar los iniciales pequeños boquetes se pactó con criminales de guerra, ayudándolos a refugiarse en naciones como Argentina y otras que pudieran garantizar la sobrevivencia de los prófugos, incluso el gobierno de Estados Unidos sabiendo de las operaciones del Vaticano, decidió hacerse de la vista gorda a cambio de participar en las operaciones de encubrimiento y refugio para reclutar “cerebros” para sus industrias armamentistas y médicas, usando el nombre de la Cruz Roja y el Vaticano para dicho cometido. A cambio los bancos del Vaticano obtenían recursos y los Estados Unidos “cerebros” para la lucha contra el enemigo común que representaba el comunismo en Europa.

Y con esa duplicidad de valores entendidos con Estados Unidos el Vaticano financió por medio de sus bancos a distintos movimientos políticos y sociales para generar crisis financieras y sociales en naciones enemigos del capital, como por ejemplo Solidaridad en Polonia.

En esos periodos turbulento de ajustes y guerra no todo es negativo, existen movimientos reformistas de la iglesia como los que encabezó  Pío XII que buscaba crear una institución más acorde en los tiempos que vivía con una visión más humanista e incluyente para sobrevivir como institución, sin embargo los escándalos financieros han ensombrecido la fe en el clero y muchas de esas reformas por el poder financiero no han podido ver la luz. (ver: El Cardenal de Otto Preminger con Tom Tryon, Romy Schneider, John Huston y Carol Linley)

El poder financiero del Vaticano resguardado en los muros de la fe católica en un estado independiente, fue partícipe por la ambición de varios escándalos financieros en los que se incluye la participación y asociación con mafias italoamericanas que en buena medida se ven reflejadas en las novelas de Mario Puzo como El Padrino, donde se hace referencia a personajes de carne y hueso de forma velada,  y todo a nombre de la fe para poder subsanar los desfalcos y malos manejos de los banqueros  del Vaticano. Llama la atención que la trilogía cinematográfica “El Padrino” fuera auspiciada, producida, financiada y distribuida por la  Paramount Pictures Corp, de la cual el Vaticano contaba con acciones importantes de dicha casa productora al momento de la realización  y exhibiciones de las cintas, en donde se hacían menciones en reiteradas ocasiones de las “extrañas relaciones” del poder financiero del Vaticano y la sospechosa muerte del papa Juan Pablo I. (ver: Ahora El Padrino es la mejor película de la historia)

A pesar del Tratado de Letrán que reconoce la autonomía del Vaticano como estado independiente, la justicia italiana en varias ocasiones ha tratado de regular las actividades de los banqueros del Vaticano, que incluyen instituciones financieras en varias regiones del mundo y que incluyen obviamente paraísos fiscales como Panamá, empres en Estados Unidos e incluso en México “extrañas relaciones” con personas asociadas a las mafias del tráfico del narcotráfico. (ver: Canoa: un episodio del convulso 68 mexicano de Felipe Cazals)

Las instituciones bancarias del Vaticano, en reiteras ocasiones pese a la acusaciones y faltantes, siempre ha encontrado la forma de salir bien librado. (Habemus Papam: El poder la iglesia y Habemus Papam: Habemus Churro)

Por ese tipo de memoria se recomienda la lectura de Biografía no autorizada del Vaticano, lo cual no quiere decir que por ello estemos exentos de casos similares o de la repetición de historias, ya que si algo demuestra el libro es la complicidad del capital para corromper instituciones que no debieran tener este tipo de “extrañas relaciones peligrosas”, además de los escándalos sexuales que el poder financiero del Vaticano ha tratado de tapar en reiteradas ocasiones. (ver: En Primera Plana (Spotlight) Mejor Película y ganadores del Oscar 2015, Spotlight: En Primera Plana; cuando no se deja ocultar la verdad, En primera plana y Conspiración y poder, de Periodismo y cine, En primera plana. De cuando los pecados se vuelven delitos, En Primera Plana: ¿abusos de fe? de Tom McCarthy con Michael Keaton)

Diego de Alba Casillas

Dr. en Ciencias Antropológicas por la UAM-I. Sociólogo de profesión por la UAA. Aprendiz de reportero.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *