EN EL DIVAN

De la Conquista y de la carta de López Obrador a España

Se trata de que España y el Vaticano saquearon, violaron mujeres, mataron indígenas, y el oro mexicano está repartido en todo el mundo… Click To Tweet

 

¿Perdonar el pasado y justificar el saqueo presente?

 

No se cómo empezar esta columna estimado lector…

Miles de mexicanos han salido a burlarse del presidente AMLO por la ocurrencia de exigir que España y el Vaticano se disculpen públicamente por los actos cometidos en la conquista de México  hace 500 años.

El rey de España sale a decir que por ningún motivo se disculpará por tal acto, bajo el argumento de  que la connotación histórica es de 500 años atrás.

Y me hago la siguiente pregunta:

¿Cuándo se disculparon?

Los pueblos  azteca y maya eran extremadamente avanzados en cuanto a tecnología y estilo de vida.

Pero deje usted las comparaciones  de civilización entre españoles y mexicanos.

Sabe usted lo que se robaron los españoles en oro y plata en el siglo XVI y  XVII? (ya no hablemos de las mujeres violadas y asesinadas y de los hombres y niños ejecutados al más puro estilo de barbarie ejercido por la iglesia católica y España.

A principios del siglo XVII, un economista del periodo afirmó que la decadencia del Imperio español se debía al progresivo abandono de «las operaciones virtuosas de los oficios, los tratos, la labranza y la crianza» por parte del pueblo. La fiebre del oro (más bien plata) consumió a los españoles, disparó los precios y destruyó el tejido productivo de Castilla.

Al principio del Descubrimiento, la institución de la encomienda fue una forma de canalizar la ambición de los conquistadores por crear un sistema feudal en América y la primera gran fuente de beneficios para la Corona y los nuevos terratenientes. Como explica el libro «La empresa de América: los hombres que conquistaron imperios y gestaron naciones» (EDAF), el proceso consistía en «encomendar» a un grupo de indígenas a un conquistador, un encomendero, como si se tratara de un vasallaje pero sin cesión de tierras. Todo indígena varón entre los 18 y 50 años de edad era considerado tributario, lo que significaba que estaba obligado a pagar un tributo al Rey en su condición de «vasallo libre» de la Corona castellana o, en su defecto, al encomendero que ejercía este derecho en nombre del Monarca. Las encomiendas, no en vano, eran una cesión de los Reyes Católicos a cambio de que los conquistadores corrieran con los gastos de la evangelización: debían pagar, entre otros pagos, el hospedaje del cura doctrinero.

Se trata de que España y el Vaticano  saquearon, violaron mujeres, mataron indígenas, y el oro mexicano está repartido en todo el mundo…

Se estima que  entre los años 1500 y 1650, durante 150 años, saquearon 413 mil kilogramos de oro y 107 toneladas de plata por año

Esto equivale a un saqueo de 61,950 toneladas de oro y 16,000 toneladas de plata, durante 150 años.

El contexto histórico no es importante.

Durante los últimos 25 años las  mineras extranjeras han extraído más oro y plata de México que los colonizadores españoles tras el descubrimiento de América, lo más preocupante es que las nuevas transnacionales no son auditadas por ninguna autoridad.

Desde la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en 1994, se han dado 22 mil títulos de concesión a mineras extranjeras, 75% de las cuales son de origen canadiense.

Todo con la venia de los gobiernos al mando de Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón. (esto solo como dato cultural) PERO VEO QUE A NINGUN MEXICANO LE IMPORTA O LE DA VERGÜENZA.

Las matanzas en nombre de la iglesia, y la destrucción de sitios arqueológicos al mando de los españoles son más preocupantes aún.

El templo mayor fue destruido por los conquistadores españoles tras la rendición de la capital el 13 de agosto de 1521; y fue Hernán Cortes el que ordenó su demolición para construir los cimientos de la capital de la Nueva España.

Los vestigios fueron hallados el 21 de febrero de 1978 cuando Luz y Fuerza del Centro realizaban trabajos para colocar cableado subterráneo.

Cultura enterrada y perdida para siempre.

Es ridículo pensar que si no hubo disculpas por parte del gobierno español durante estos últimos 500 años, lo vayan a hacer ahora, y no porque sea una ridiculez del presidente, sino porque el ofrecer una disculpa, sería tanto como expresar plenamente crímenes de guerra contra la humanidad.

Claro… sin tener que aceptar tampoco que el oro y plata robados, no les causan remordimiento alguno tenerlos en sus arcas… o  en el peor de los casos, admitir entre dientes que lo malgastaron; y ahora ese oro está repartido en todo rincón del mundo.

El querer que España admita el daño, saqueo, y genocidios cometidos en América, es un intento fallido y muerto… algo así como si se pretendiera que EEUU pidiera perdón por las invasiones a Siria, a Irak, y demás naciones devastadas por los saqueos del oro negro llamado petróleo, cometidas no hace más de 20 años.

Si como mexicanos no somos capaces de recular e indignarnos por el saqueo cometido a México en los últimos 100 años por nuestro propios gobernantes; dudo mucho que el mexicano promedio entienda que en este momento al presidente le importa un carajo el hecho de que España y el Vaticano admitan una culpa que ya no viene al caso…

Se trata de mandar un mensaje explicito donde se está dignificando a una marioneta llamada México, donde se ha permitido durante siglos, saquearlo inmisericordemente, y de paso mandar un mensaje explícito al resto de las  naciones, donde se dice claramente que México no será más, objeto de abusos y de saqueos por parte de ningún país.

He leído cientos de posts en redes sociales, donde la gente se expresa del presidente tachándolo de “pena ajena” y de “vergüenza”

Yo lo llamaría tener el valor de denunciar ante el mundo  que España y el Vaticano cometió crímenes de lesa humanidad en contra de México. Y QUE ES UNA REALIDAD; sin importar si España y el Vaticano  piden perdón o no… (Cosa que me queda clara que jamás lo van a hacer)

La actitud de todos aquellos que se expresan con vergüenza del presidente, calificando como “oso” su postura, no es más que una actitud agachona, y de poco sentido común…

Algo así como cuando la iglesia católica oculto las violaciones a menores de edad… y hasta hace poco admitió y ofreció disculpas por abusos de menores en Chile hace 40 años; pero sigue sin ofrecer disculpas por todos los demás casos de abuso contra menores en diferentes partes del mundo.

Porque simplemente hay una frase muy cierta que dice:

“Quien no aprende de su pasado,  está condenado a repetirlo irremediablemente.”

Shalom

Nos leemos la próxima semana

Sergio Eduardo Peregrina Castañeda

Egresado de la Universidad Autónoma de Aguascalientes. Contador público de profesión y escritor por afición… "Tengo casi 42 años, y nací viendo las cosas y la vida desde una perspectiva diferente." Si usted desea añadirme a sus redes sociales, o desea que escriba sobre algún tema en específico, mi muro de facebook está como Sergio Pereg.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *