NACIONAL

El “Gran Cuate’, perspectivas de un gobierno.

No cabe una comparación cabal entre los objetivos de la sociedad mexica y la mexicana actual, sin embargo la finalidad principal de un estado y su gobierno es regular la vida colectiva para controlar la violencia y la distribución de… Click To Tweet

 

1984 de George Orwell

 

¿Que entiende por estado benefactor AMLO?

 

En la novela 1984 George Orwell (Eric Arthur Blair) expone un caso extremo de Estado Benefactor, ese que buscamos todos los hombres de buena voluntad inconformes con el capitalismo salvaje; en su relato Orwell establece la inevitabilidad del totalitarismo completo para lograr el principio marxista de igualdad de oportunidades para todos los individuos de la sociedad, para ello se impone la voluntad personal de la cabeza de un partido político de inspiración leninista, a este personaje se le denomina El Gran Hermano y es el motor principal de los ritos en su sociedad.

Por otra parte el sistema de gobierno entre los antiguos mexicanos tenia una doble cabeza dirigente: el Tlatoani (Portavoz) y el Cihuacoatl (Mujer serpiente o Cuate), uno encabezando la voluntad directiva y el otro la vida ritual y religiosa de su sociedad; en la práctica el Tlatoani, mal llamado Emperador por los españoles, era el verdadero poseedor de ambos poderes, civil y religioso, al menos en el momento de la conquista, con Moctezuma Xocoyotzin.

No cabe una comparación cabal entre los objetivos de la sociedad mexica  y la mexicana actual, sin embargo la finalidad principal de un estado y su gobierno es regular la vida colectiva para controlar la violencia y la distribución de los bienes y el trabajo. El estado moderno se encuentra sometido a la libre competencia de mercado y concentra sus esfuerzos en la generación de riqueza  basado en la propiedad privada y el individualismo, lo que ha perjudicado la distribución masiva de esa riqueza y la distribución adecuada de los bienes y el trabajo, aquel estado mexicano no permitía la concentración de bienes en forma alguna, ejercía su regulación mediante la ritualidad obligando a dilapidar los bienes adquiridos mediante la guerra en festividades y ceremonias mediante las cuales eran devueltos a la población regulando al mismo tiempo la propiedad colectiva de la tierra que era vigilada por el gobierno y un eficiente ejercicio inmediato del derecho con un sistema jurídico mixto que defendía tanto el interés del gobierno como de sus individuos.

Lo que llamamos Estado Moderno se forma apenas a finales del llamado Renacimiento, esa etapa de consolidación de los gobiernos civiles y la división de poderes para fines de buena dirección de la sociedad, apenas en el siglo XVIII se establece la sociedad regida por civiles, los ciudadanos integrantes del estado, y su conflicto político mayor lo constituye la reunión de intereses en torno de una persona o de una organización a la que llamamos Partido Político, en el caso de América, y especialmente de México, la pugna apenas rebasa los doscientos años y  tenemos poco mas de cien de consolidar un intento de lo que llamamos democracia representativa y la mayor parte de ese periodo fue concentrado el poder en un solo partido cuya voz fue única para dictar la voluntad general .

En el concepto descrito por Orwell para su Oceanía, la Ingsoc (Socialismo ingles) la voluntad del estado se une a la del partido, caricaturizando el concepto leninista del partido como concentrador y representante de la clase trabajadora, y en este modelo toda forma de individualismo o iniciativa personal quedan fuera; es el extremo y prolongación de la Dictadura del proletariado convertida en una voluntad única personificada en el dirigente supremo, el Gran Hermano, líder del partido y del gobierno, contra el cual no hay disidencia posible.

Durante el periodo gubernamental de José López Portillo, Octavo Paz publicó que los presidentes de México emulaban su imagen con la de los Tlatoanis mexicas (el los llama aztecas en su obra Posdata) y probablemente se refería a la imagen de Moctezuma Xocoyotzin, quien concentró el poder y el culto a su persona, evidentemente refiriéndose a la personalidad de JLP y su inclinación por el pasado prehispánico, especialmente al mito de Quetzalcóatl; por ese tiempo Andrés Manuel López Obrador escalaba posiciones en su partido, el PRI, desde las juventudes militantes hasta las tareas de organización indígena en La Chontalpa, de aquella época devino su costumbre de adoptar las consignas de la izquierda y algunas de sus tácticas políticas para asentar el liderazgo sobre las masas hacia el interior del PRI, igualmente comenzó a cambiar la oratoria tradicional priista asentando en ella los conceptos de izquierda mas populistas.

En la Ingsoc de Orwell el recurso superior para el dominio es precisamente el dominio del idioma para mantener la hegemonía del partido mediante la imposición de tres principio-lema: la ignorancia es fuerza, la guerra es la paz y la libertad es la esclavitud, para difundir estas consignas y darles alcance existencial se realiza una actividad ritual cotidiana en la que se informa de los avances técnicos y sociales del Ingsoc, del estado de guerra que se mantiene con los sistemas vecinos (Estasia y Eurafrica) y de los cambios en la información cotidiana supervisados por el comité central del partido y realizados por la oficina donde trabaja el personaje central, Winston. El trabajo de Winston consiste en revisar las publicaciones periodísticas y poner al día la verdad de su información, es decir cancelar o cambiar la información que no esta de acuerdo con las directivas presentes del gobierno.

Ciertamente en  la sociedad prehispánica no había medios de información mas allá de la voz humana, por ello el dirigente principal era el Portador de la Vida, hoy diríamos el de la voz cantante, un personaje solemne por completo en su contraparte, el varón Cihuacoatl (hay quien dice que originalmente era mujer para equilibrar el poder masculino) era un personaje mas accesible y próximo al pueblo que asistía a los ritos y ceremonias y tendía a ser empático al pueblo y por ello se le conocía como Coatl o Cuate, y esto a quedado como un juego de lenguaje que se refiere tanto al gemelo precioso de Quetzalcóatl (Xólotl) como a la ambivalencia en las relaciones familiares de los hermanos.

Durante el régimen de JLP el gobierno mexicano ensayo aproximar a las comunidades indígenas y campesinas en un proyecto de identidad nacional a partir de los medios de difusión, y emprendió la tarea de filmar en todo el país las actividades culturalmente importantes relacionadas con las bellas artes, las artesanías y el costumbrismo provinciano hasta en las comunidades mas alejadas, todo ese acervo puede consultarse en las principales bibliotecas y la mayor parte de este material correspondió a pueblos originarios sirviendo para conocimiento urbano de ellos y a identificación entre ellos mismos, estableciendo un relato nacional novedoso que culmina con el levantamiento zapatista de Chiapas en el gobierno de Salinas de Gortari.

En la Ingsoc el instrumento principal de control es la vigilancia estricta de actitudes y conductas a través de la “telepantalla” (aun no se conoce la televisión) en todos los sitios de la sociedad, incluida la intimidad del hogar, el mismo medio se usa para difundir la información del gobierno (esa transformada por la oficina de Winston) y organizando manifestaciones de apoyo publico  y fortalecer el odio hacia los enemigos del estado, externos e internos, utilizando primordialmente la Neo lengua (Newspeak), el vocabulario autorizado por el partido.

El recurso de alterar la oratoria adaptándola en cada discurso conveniente para los fines inmediatos del partido fue un recurso común del gobierno mexicano desde el PRM y hasta la decadencia del PRI, sin embargo en la épica de ascenso de AMLO en la central del partido en el entonces Distrito Federal, fue un discurso contracorriente, primero en armonía con las tesis del Nacionalismo Revolucionario y la Economía Mixta, sin embargo no fue incluido en las principales fuerzas partidarias de los sectores empresarial y económico, tampoco en el feudo de Fidel Velázquez y su CTM,  su sitio fue definiéndose en el llamado sector popular, en la CNOP, aunque logró cierta afinidad con los miembros del Instituto de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IEPES) en donde crecía la convicción de que el partido debería abrazar el esfuerza de mantener un Estado Benefactor de tendencia izquierdista.

El 1984 Orwell somete la fidelidad de su personaje, Winston, a prueba ante la jerarquía del Ingsoc, y es sometido a torturadores interrogatorios que terminan por eliminar su individualidad y quedar completamente convencido de la inevitabilidad del Ingsoc y renunciar a todo aquello que no dicten el partido o el Gran Hermano y se somete por completo a la convicción de que la única realidad es el poder.

Cuando el grupo de izquierda encabezado por Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo se escindió del PRI, pareció natural que AMLO y su discurso izquierdista se uniera a ellos en la formación del PRD, sin embargo primero consolidó su liderazgo en la CNOP y posteriormente se integró al nuevo partido con sus cuadros del sector popular priista, hasta que abandonó el nuevo partido para organizar su propio instituto con Morena, donde desarrolló un discurso izquierdista destinado a cooptar la militancia socialista del PRD, y que seria su plataforma política principal para las elecciones de 2018.

El secreto principal de la Ingsoc del 1984 de Orwell es la existencia de un estado de derecho que permite la convivencia organizada de la sociedad, que justifique el uso legítimo de la fuerza por parte del estado, desde luego esto implica la formación de un sentido común  que permita el entendimiento de una idiosincrasia común y de la realidad como un hecho común constatada por tifos, en el caso del mundo de Orwell esa realidad es la impuesta por el partido y constatada por el gran hermano.

AMLO escindió su presencia en el PRD para formar la organización política del Movimiento de Reconstrucción Nacional (MORENA) y emprendió una campaña por la presidencia adoptando como programa todas las reformas abanderadas por la izquierda el PRD (que se alió con el centro-derecha del PAN) y logro una excepcional votación favorable abanderando.la esperanza de un cambio social opuesto al capitalismo salvaje propiciado por el. Neoliberalismo.

Separada de la unidad de fines de campaña la organización partidaria Morena la presidenta del ya Partido político estableció claramente que su entidad no es de izquierda sino “liberal”, y el discurso de AMLO en la presidencia cambio radicalmente de proposiciones acerca del papel como Estado Benefactor atacando a la izquierda política del país acusándola de complicidad con el neoliberalismo, afirmó (justamente el miércoles 10 de abril) su propósito oficial de estimular la competencia económica y toda acción de su política la justifica como dentro del estado de derecho.

El principal propósito expresado por el actual presidente es terminar con la corrupción oficial y su impunidad, pero a pesar de la evidencia pública de personajes enriquecidos con acciones corruptas no hay condenas ni recuperación de los bienes sustraídos al estado, ante cualquier cuestionamiento público (especialmente en las conferencias cotidianas con la prensa) se refugia en el respeto al estado de derecho vigente, y señala su proceso de transformación que confía a la superioridad numérica de sus partidarios en el Congreso, colateralmente pretende influir en el Poder Judicial utilizando esa mayoría legislativa.

Infortunadamente el eco de sus seguidores no ha resultado favorable por completo a sus designios. Y por encima de la voluntad de los representantes populares ha impuesto la voluntad presidencial a la representativa. La plataforma ideológica de Morena pugnó por una cabeza del estado de conducta ejemplar para combatir efectivamente la corrupción y encabezar la Cuarta  transformación del estado, y desde el principio AMLO estableció distancia entre el gobierno y su partido, para no repetir los errores del PRI. Pero un discurso que pretende cambiar o ajustar el idioma a la conveniencia del gobernante, o la frecuente recurrencia en declaraciones inexactas o falaces indican una gran carencia de juicio recto en las decisiones del presidente o falta de vigilancia (difícilmente se puede creer que AMLO admita “asesores”), y se puede pronosticar un debilitamiento del poder real en la presidencia o un endurecimiento orweliano en su ejercicio del poder a pesar de la actitud de cuate de su titular.

Héctor Enrique Espinosa Rangel

Periodista cultural y crítico cinematográfico. Oriundo de la ciudad de México

Related Posts

  1. …el Tlatoani, mal llamado Emperador por los españoles, era el verdadero poseedor de ambos poderes, civil y religioso…
    Pues era la mejor manera para igualarlo a los sistemas de gobierno europeo en boga.
    Ha recordar a “Chabela la Mocha”…

  2. El no entender la época del ascenso del nazismo confunde a muchos leninistas de buena fe.
    No eran épocas para bromas, como se demostró después.
    Es insultante comparar al “Pejepresidente” con Stalin sobre todo porque la sociología es distinta y las emergencias son otras.

  3. …JLP el gobierno mexicano ensayo aproximar a las comunidades indígenas… de filmar en todo el país…
    Se equivoca ese fue Echevarría que convirtió “los pinos en Rancho grande” con todo y equipales y aguas de tamarindo.

  4. Son insultos gratuitos.
    Ni espia a nadie ni promueve una lengua y mucho menos agrede a ningún país, para eso están los vecinos con sus 12 portaviones nucleares.

  5. Xicoténcatl -el viejo- luchó por la independencia de su patria Tlaxcala para no proveer de carne fresca para el templo mayor de los Aztecas.
    El astuto Cortes al saber esto le ofreció ir contra el imperio que los traía “asoleados”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *