POESIA

El cansancio

El cansancio adviene durante el silencio, es un dulce cómplice, nos recuerda lo reparador del sueño, la sonrisa del olvido, el deterioro del mundo. Click To Tweet

 

Cuando leí que Pessoa afirmó que hasta las estrellas se cansan de existir, el  día que la ciencia confirmó que hasta la luz desaparece, acepté de buen modo que mi razón no sabía nada sobre el verbo vivir.

La inteligencia nunca atrapa las causas iniciales y finales, la lógica  tiene piel de hielo a diferencia de las ardientes pasiones, los números no describen el desconsuelo, el cansancio, los sin sabores.

El cansancio adviene durante el silencio, es un dulce cómplice, nos recuerda lo reparador del sueño, la sonrisa del olvido, el deterioro del mundo.

Todo lo que el hombre construye esta amenazado, inclusive el sublime arte  sobre el aparentemente imperecedero mármol un día desaparecerá, por esto escribo alaridos, por esto soy un aprendiz del vértigo, un equilibrista propenso a las caídas sin red.

Alejandro Marengo Pérez Duarte

Mendigo de sueños, distópico, surrealista.   La enajeción desiderativa a la mercancía dinero, se paga siempre con libertad.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *