CULTURA

POBLACIÓN LECTORA EN MÉXICO CON TENDENCIA DECRECIENTE EN LOS ÚLTIMOS CINCO AÑOS

De cada 100 personas de 18 y más años lectoras de los materiales considerados por el Módulo de Lectura 2019, 42 leyeron al menos un libro. En 2015 la proporción fue de 50 por cada 100.

· Falta de tiempo (47.9 por ciento) y falta de interés (21.7 por ciento) fueron las principales razones por las que no se lee.

· La población lectora declaró haber leído 3.3 libros en el último año.

El Módulo sobre Lectura (MOLEC), tiene como objetivo generar información estadística sobre el comportamiento lector de la población adulta que reside en áreas de 100 mil y más habitantes en México, y con ello, conocer las principales características de la práctica de la lectura en el país, información relevante que contribuirá en el fomento de la lectura.

El diseño del MOLEC se sustenta en la Metodología Común para Explorar y Medir el Comportamiento Lector, publicada por el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLALC)1 y UNESCO. De la población alfabeta considerada por el MOLEC, tres de cada cuatro declararon haber leído alguno de los siguientes materiales en el último año: libros, revistas, periódicos, historietas o páginas de Internet, foros o blogs.

En los últimos cinco años, el porcentaje de población que leyó algún material considerado por el MOLEC presentó un decremento cercano a los 10 puntos porcentuales: 84.2% en 2015 contra 74.8% en 2019. Las principales razones declaradas por las que la población no lee fueron: falta de tiempo (47.9%) y falta de interés (21.7 por ciento).

El grupo con mayor declaración de lectura de alguno de estos materiales cuenta con al menos un grado de educación superior.

Más del 90% de esta población es lectora ya sea de libros, revistas, periódicos, historietas o páginas de internet, foros o blogs.

De cada 100 personas, 42 declararon haber leído al menos un libro en los últimos doce meses. En 2015 la proporción era de 50 por cada 100 personas.

El promedio de libros leídos por la población de 18 años y más en los últimos doces meses, fue de 3.3 obras.

El 67.7% de la población alfabeta lee materiales distintos a libros como son revistas, periódicos, historietas o páginas de Internet foros o blogs2 .

El 78.1% de los hombres fue lector de alguno de estos materiales, mientras que en las mujeres lectoras la proporción fue de 71.7 por ciento.

La lectura por tipo de material es diferente por sexo. La proporción de hombres que declararon haber leído al menos un periódico la semana pasada fue superior a la de las mujeres, en tanto que ellas superaron a los varones en la lectura de libros y revistas.

Más de tres cuartas partes de la población lectora considera que comprende todo o la mayor parte de lo que lee, mientras que el 21.3% comprende la mitad o poco del contenido de la lectura.

El motivo principal para la lectura de libros y revistas es por entretenimiento, mientras que la lectura de periódicos se asocia más al interés por cultura general.

La temática más leída en los libros fue literatura con 42.5%, seguido de los relacionados con alguna materia o profesión, libro de texto o de uso universitario (34.1%) y de temas de autoayuda, superación personal o religioso (26.6 por ciento).

Los temas más buscados por los lectores de revistas fueron los de entretenimiento (31.1%), seguidos de los de bienestar o salud y cultura general o temas de interés (23.9%) y las revistas especializadas, técnicas o científicas (22.5 por ciento).

A pesar del incremento en el uso de las tecnologías de la información, predomina la preferencia de materiales impresos.

La asistencia a establecimientos de venta o préstamo de materiales de lectura es baja.

El 25.3% acudió a la sección de libros y revistas de una tienda departamental, 19.7% indicaron haber asistido a una librería, 14.9% visitó un puesto de libros o revistas usados y el menor porcentaje lo registró la asistencia a una biblioteca (11 por ciento).

El 59.1% de la población de 18 y más años de edad declaró haber tenido libros diferentes a los de texto en casa; la mitad veía a sus padres leer; al 33.5% les leían sus padres o tutores y el 27.1% de la población declaró que hubo fomento para la asistencia a bibliotecas o librerías.

El levantamiento de información del MOLEC se realizó en febrero de 2019 para dar continuidad al ejercicio estadístico que inició en 2015.

Principales resultados

Con la información recabada en este módulo, se realiza la presentación de resultados considerando las características de la práctica de la lectura, aspectos asociados con la misma y las razones principales que señala la población de 18 y más años de edad para no leer.

1. Características de la práctica de la lectura de la población de 18 y más años de edad

Como resultado del levantamiento de información de febrero 2019, se observa que, de la población de 18 y más años de edad considerada por MOLEC, 97.5% es alfabeta, de esta población 74.8% declaró leer alguno de los materiales considerados por MOLEC, que son: libros, revistas, periódicos, historietas o páginas de Internet, foros o blogs.

Haciendo distinción por sexo, se identifica que la proporción de hombres que declaró leer algún material considerado por MOLEC, es mayor comparado con la proporción de mujeres lectoras, 78.1% versus 71.7%, respectivamente.

La lectura entre la población de 18 y más años de edad no se incrementa, antes bien, presenta un descenso; realizando un comparativo de los levantamientos del módulo durante los meses de febrero en los últimos cinco años, se observa que el porcentaje de población que lee algún material considerado por el MOLEC tiene un decremento cercano a los 10 puntos porcentuales al comparar el dato de 2015 con 2019.

La condición de práctica de lectura se asocia positivamente con el nivel de escolaridad de la población; el porcentaje de población de 18 y más años de edad que lee algún material por los que se indaga en el MOLEC se incrementa conforme el nivel de estudios. El grupo que más declaró leer alguno de los materiales considerados en el módulo es el que cuenta con al menos un grado de educación superior, destacando que más del 90% de esta población es lectora ya sea de libros, revistas, periódicos, historietas o páginas de internet, foros o blogs.

En cuanto a la lectura por tipo de material, en 2019 de cada cien personas, 42 declararon leer al menos un libro en los últimos doce meses; sobresale también la reducción de este porcentaje en relación con el dato del año 2015. Asimismo, un dato de interés es el promedio de libros que leyó la población de 18 años y más en los últimos doces meses, el cual según resultado del MOLEC del 2019 es de 3.3 libros.

Asimismo, a mayor nivel de estudios, el porcentaje de población que lee libros es mayor, ya que 64.8% de aquellos que cuentan con al menos un grado de educación superior declararon leer al menos un libro en los últimos doce meses, mientras que aquellos que cuentan con educación básica terminada o algún grado de educación media y sin educación básica terminada presentaron porcentajes muy inferiores (36.3% y 24.7% respectivamente).

En cuanto a la lectura de materiales distintos a libros como son revistas, periódicos, historietas o páginas de Internet foros o blogs7 , los resultados del levantamiento más reciente señalan que 67.7% de la población alfabeta lee alguno de estos materiales; cabe señalar el descenso en la lectura de este tipo de materiales, que también presenta una disminución importante en relación con la cifra del año 2015.

La lectura por tipo de material es diferencial por sexo, en 2019 se observa que 43.8% de los hombres declararon haber leído al menos un periódico la semana pasada, porcentaje muy superior a lo declarado por las mujeres (24.8 por ciento). Asimismo, los hombres tienen mayor participación en la lectura de páginas de Internet, foros o blog, así como en historietas.

En cuanto a la lectura de libros y revistas el porcentaje de lectores es ligeramente más alto entre las mujeres que entre los hombres, 44% de las mujeres declararon que en los últimos doce meses leyeron algún libro, para los hombres fue de 4 puntos porcentuales menos. Respecto a la lectura de revistas la diferencia fue de 7 puntos porcentuales.

Respecto al promedio de tiempo dedicado a leer, se tiene que la población de 18 y más años de edad lectora8 , en promedio dedica por sesión continua de lectura 39 minutos, no habiendo gran diferencia entre hombres y mujeres.

Por otra parte, se identifica que la duración promedio de la sesión de lectura es mayor conforme el nivel de escolaridad es más alto, de tal manera que las personas con al menos un grado de educación superior registraron un promedio de 47 minutos; por el contrario, las personas sin educación básica terminada, esto es, que no han concluido la educación secundaria, registran el menor tiempo promedio, con 28 minutos por sesión.

Es importante conocer las distintas prácticas o costumbres de la población cuando realizan alguna lectura; por esta razón, se identifica que la mayor parte de la población de 18 y más años de edad lectora, no realiza otra actividad mientras lee, solo 17.1% lo hace, siendo escuchar música y trabajar la que combinan con mayor frecuencia.

Entre los motivos que pueden incentivar o desmotivar a las personas para acercarse a la lectura, se considera la percepción que tienen de la rapidez con la cual realizan la lectura y el nivel de comprensión. Relativo a la comprensión, se identifica que más de las tres cuartas partes de la población de 18 y más años de edad lectora, considera que comprende todo o la mayor parte de lo que lee, mientras que el 21.3 por ciento señaló comprender la mitad o poco contenido de la lectura.

Es de interés conocer si la población acostumbra consultar otros materiales (diccionario, enciclopedia, Internet, etcétera), para buscar más información sobre la lectura. De la población de 18 y más años de edad que lee los materiales considerados por MOLEC, 44.2% sí lo hace, lo que refuerza el conocimiento o comprensión del tema que lee.

Al considerar la lectura de libros, se identifica que, de la población que no tiene la educación básica terminada, 46.3% lee (29.4% lee algún libro y otro tipo de material y 16.9% solo lee libros); mientras que en aquéllos que tienen algún grado aprobado en el nivel superior, esta característica se identifica para 70.5% de ellos (64.9% lee algún libro y otro tipo de material y 5.6% solo lee libros).

De la población de 18 y más años de edad lectora de libros en los últimos doce meses, la temática más leída fue Literatura con 42.5%, seguido de la lectura de libros relacionados con Alguna materia o profesión, libro de texto o de uso universitario con 34.1% y aquellos temas de Autoayuda, superación personal o religioso se ubican en tercer lugar con 26.6 por ciento.

De la población lectora de revistas en los últimos tres meses, la temática que más declaró leer fue entretenimiento 31.1%, siguen los temas de bienestar o salud y cultura general o temas de interés con 23.9%; las revistas Especializadas, técnica o científica , representa 22.5% y se refiere a aquellas que dan a conocer progresos científicos, técnicos, pueden ser revistas de investigación de materias específicas, de divulgación científica o que contengan información en artículos o notas breves acerca de este tipo de temas.

En cuanto al modo de adquisición de libros, revistas y periódicos, en la mayoría de los casos, la población los obtiene de forma gratuita; realizando la distinción por sexo, se observa que el porcentaje de mujeres que los obtiene de esta forma es mayor que el correspondiente a los varones.

Por otra parte, a pesar del incremento en el uso de las tecnologías de la información, se observa un gran predominio de la población de 18 y más años de edad lectora de libros, revistas o periódicos predomina aquélla que prefiere leer en formato impreso.

Sin embargo, al comparar la población lectora de libros de los levantamientos de los meses de febrero 2015 a 2019, se identifica que el porcentaje sobre el uso del formato digital se ha incrementado paulatinamente. 

El motivo principal por el cual se realiza la lectura de libros y revistas es por entretenimiento (42.5% y 59.9%, respectivamente), mientras que la lectura de periódicos se asocia más al interés por cultura general . Para MOLEC, este último interés se refiere a la obtención de conocimiento o búsqueda de información específica por automotivación, mientras que la opción por gusto o por entretenimiento , implica satisfacción como actividad de ocio que puede o no proporcionar conocimiento.

El lugar de preferencia para la lectura de libros, revistas y periódicos es el domicilio particular. Esto se relaciona con la relevancia del fomento a la lectura en el hogar, y es en este ámbito en el que la población se siente más cómoda para leer. Cabe destacar, sin embargo, el porcentaje de población que declara preferir la lectura de periódicos en el centro de trabajo o estudio.

2. Aspectos asociados a la práctica de lectura de la población de 18 y más años

La asistencia a establecimientos de venta o préstamo de materiales de lectura9 , por la población de 18 y más años de edad alfabeta, es baja. Lo anterior, toda vez que 25.3% declararon acudir a la sección de libros y revistas de una tienda departamental. Respecto a una librería 19.7% indicaron haber asistido; 14.9% visitó un puesto de libros o revistas usados y el menor porcentaje lo registró la asistencia a una biblioteca.

Respecto a estímulos en el hogar durante la infancia para la práctica de la lectura, 59.1% de la población de 18 y más años de edad alfabeta declaró haber tenido libros diferentes a los de texto en casa; la mitad veía a sus padres leer; al 33.5% les leían sus padres o tutores y el 27.1% de la población declaró que hubo fomento para la asistencia a bibliotecas o librerías.

De la población que declaró que le leían sus padres o tutores durante la infancia, se identifica que en mayor proporción la lectura la realizaba la madre, 67 por ciento.

De la población de 18 y más años de edad lectora de los materiales de MOLEC, 72.7% recibió estímulos para la lectura tanto en el hogar como en la escuela.

Se identifica que cuando el estímulo para la lectura proviene exclusivamente de alguno de los dos ámbitos, hogar o escuela, el porcentaje de la población lectora es bastante menor, por lo que al revisar estas cifras se plantea que existe una mayor población lectora cuando se motiva tanto en el hogar como en la escuela.

3. Motivo para no lee

Del total de la población de 18 y más años de edad alfabeta que declaró no leer ningún tipo del material considerado por MOLEC, se identifica que las razones principales que señala para ello son principalmente falta de tiempo (47.9%), seguido por falta de interés (21.7 por ciento).

Los resultados de este proyecto ofrecen un panorama general sobre las características asociadas a la lectura, entre la población de 18 y más años de edad que reside en el agregado urbano de 32 áreas de 100 mil y más habitantes, con el propósito de contribuir al diseño de políticas públicas orientadas al fomento de la lectura, así como un insumo para las instituciones vinculadas con los temas de educación, cultura, fomento cultural e industria editorial, entre otras.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *