EN EL DIVAN

Hoy tengo coraje e impotencia

Y casos como estos vemos todos los días, y no parece que haya forma de frenar a una delincuencia que cada día es más cruel y más mezquina al momento de consumar su delito. Click To Tweet

 

Norberto Ronquillo

 

Hoy lunes estimado lector, desperté con la triste noticia de que el estudiante Norberto Ronquillo fue localizado sin vida en Xochimilco.

¿Sabe usted la historia detrás de este nombre?

Un estudiante de la ciudad de México, fue secuestrado en días pasados, y se exigió una suma de dinero por su rescate.

El rescate fue pagado, y aún así lo mataron.

Y esto me abre el razonamiento y cuestionamiento que le voy a plantear:

¿Es demasiado tarde para México?

¿México tiene remedio?

Tenemos una corrupción y una falta de valores acumulada durante casi 100 años.

Son casi 4 generaciones las que se encuentran podridas.

Hay alguna manera de regenerar a esas 4 generaciones mediante la educación y la enseñanza de valores?

Se cuenta que Rudolph Giuliani cuando fue alcalde de Nueva York, logró acabar con la delincuencia disparada que azotaba la ciudad; y se cuenta que logro acabarla haciendo una limpia al más puro estilo  Charles Bronson en la película de vengador anónimo.

Es esta la única manera de acabar con la delincuencia que azota a México?

Cree usted que las personas que mataron a Norberto Ronquillo pueden tener regeneración?

Si usted fuera autoridad: Que haría usted  con esta clase de delincuentes?

Lo único seguro es que van a salir de la cárcel por fallas en el sistema penal y van a seguir delinquiendo; haciendo lo único que saben hacer: matar.

Y casos como estos vemos todos los días, y no parece que haya forma de frenar a una delincuencia que cada día es más cruel y más mezquina al momento de consumar su delito.

En Manzanillo hace 15 días German, un joven de 15 años, trabajaba como cajero en una tienda; su sueño era comprar una computadora,  un asaltante entró en la tienda, hizo que se hincara, y lo ejecutó cruelmente por la espalda. No había necesidad de que lo matara; y sin embargo lo hizo.

El delincuente lo asesinó por el puro placer de matarlo.

Decía Pablo Escobar en sus tiempos  de gloria, que los asesinos más crueles, sádicos  y despiadados, eran los mexicanos…

El mismo Pablo Escobar se cuenta que les tenía miedo.

¿Es hora de implementar la pena de muerte en México?

¿O es momento de empezar a limpiar el país?

Quizás para usted,  mi cuestionamiento sea muy temerario,  pero solo lo entenderán aquellos que han sido víctimas de la impunidad  de haber perdido a un familiar en manos de la delincuencia.

Solo lo entenderán aquellos que han tenido que rumiar su dolor durante años, por que nunca obtuvieron justicia.

Y en muchos casos el asesino se pasea libremente enfrente de la familia afectada; haciendo lujo de descaro, gozando su ego mal habido; gozando de impunidad completa, porque una de sus “virtudes”  es estar protegido por jueces, magistrados y policías.

Otra de sus virtudes es amenazar a las  familias afectadas, exhortándolos a que ya dejen el asunto por la paz;  so pena de morir también.

El asunto es muy claro para mi.

No hay manera de arreglar a México, mientras no cortemos el cáncer de raíz.

El cáncer no se acaba con medicamento.

El cáncer se corta de raíz extirpando el tumor.

Podría entrar a un debate de política repartiendo culpas.

La realidad, es que hoy siento impotencia de amanecer con la noticia de que este muchacho, un estudiante que tenía novia, familia, y una vida por delante, ha sido asesinado…

Ha sido asesinado sin remordimiento alguno.

Sus secuestradores cobraron el rescate, y quieren vivir la vida plácidamente como si nada hubiera pasado.

¿Usted cree que es la primera vez que lo hacen? Yo no lo creo

¿Usted cree que estos homicidas jamás han estado en la cárcel?

Usted verá que si los atrapan, será noticia nacional de que estos delincuentes,  ya contaban con procesos penales por tener antecedentes delictivos de alto calibre.

Y saldrá a la luz que  un juez los dejó libres por falta de pruebas y vicios en el proceso.

Admiro a la gente que es capaz de perdonar a un delincuente que ha dañado de manera irreparable a su familia.

Yo no podría.

Lo único que yo sé, es que México está al borde del colapso en materia de delincuencia.

Y no parece haber solución, para una generación de delincuentes, que son más crueles que nunca, y que matan por el puro placer de hacerlo.

Que se levantan en las mañanas rezándole cínicamente  a la virgen de Guadalupe con pistola en mano para que les vaya bien en su trabajo.

Podría culpar a la cúpula de la iglesia católica  y a gobiernos anteriores de esta debacle moral y de valores…

Pero muy seguramente sería linchado mediáticamente por todos aquellos que no admiten ni quieren ver la realidad sobre la ignorancia imperante en este país.

Si usted en política,  es derecha o de izquierda, y en su religión y creencias, usted  es católico o protestante, entienda que sus creencias y preferencias políticas  no son malas ni buenas… solo son respetables.

Pero deje su fanatismo de lado, y vea la realidad.

Los mexicanos somos títeres de una cúpula de poder que se ha empeñado en  mantener a la gente en la ignorancia y con miedo…. sometida… lejos de la violencia que nos aqueja al resto de los mortales.

Así funciona la cultura mexicana…

Así ha funcionado el sistema mexicano durante décadas, demostrando que el sistema sigue funcionando a la perfección.

Y veo muy difícil que mi amado México tenga remedio en materia de seguridad.

Mi amado México está enfermo de cáncer… Y está muriendo.

Nos leemos la próxima semana.

Sergio Eduardo Peregrina Castañeda

Egresado de la Universidad Autónoma de Aguascalientes. Contador público de profesión y escritor por afición… "Tengo casi 42 años, y nací viendo las cosas y la vida desde una perspectiva diferente." Si usted desea añadirme a sus redes sociales, o desea que escriba sobre algún tema en específico, mi muro de facebook está como Sergio Pereg.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *